Gobierno de España

Caza mayor en Podemos: Iglesias y Belarra buscan «material sensible» para tumbar a Margarita Robles

Caza mayor en Podemos: Iglesias y Belarra buscan «material sensible» para tumbar a Margarita Robles
Belarra, Robles e Iglesias

Margarita Robles es el objetivo principal. La pieza de caza mayor en Podemos. La ministra de Defensa siempre ha sido la que ha mantenido una actitud más beligerante, ante las deslealtades de sus socios, mientras otros compañeros hacían la vista gorda. Y en personajes de la catadura moral de Pablo Iglesias y Ione Belarra, acostumbrados a que les rían permanentemente las gracias, esos toques de atención no los olvidan. El supuesto caso de espionaje a los líderes independentistas es la mejor oportunidad para ir contra ella.

Una animadversión del ex líder y la actual secretaria general de Podemos contra Robles que les ha llevado a ordenar una cacería «para tumbar a Robles». «Haced lo que haga falta», ha manifestado Belarra a sus secuaces, por orden directa del ex vicepresidente. El objetivo principal de esa búsqueda de información comprometida sobre la ex juez es forzar su cese en base a la publicación de «material sensible». Rodarán cabezas en el CNI, pero no será la de Robles.

En el entorno de la ministra de Defensa son conscientes de la operación que los morados están orquestando contra ella. Pero Robles «está tranquila». «No tenemos nada que ocultar», afirman fuentes cercanas a la responsable de las Fuerzas Armadas, que lamentan la actitud «desleal y activista» de sus socios «por falta de sentido de Estado y responsabilidad».

Pese a los esfuerzos de Iglesias y Belarra para atacar a su prestigio, que pueden empezar a verse a través de las redes sociales en cuestión de horas, Pedro Sánchez no cesará a la ministra. De Margarita Robles depende la organización de la cumbre de la OTAN que se celebrará en junio en Madrid, cuya organización es muy compleja. Y cuenta con un gran prestigio internacional, clave en un momento tan delicado en el plano internacional como el actual. Entregar su cabeza como pide Podemos -por envidia y diferencias ideológicas- y los separatistas por el presunto espionaje supondría aceptar que han espiado. Y Sánchez podría salir salpicado.

Podemos exige dimisiones

Para Podemos el presunto espionaje a líderes independentistas «atenta contra la democracia». Desde la formación morada han exigido que los responsables últimos de este caso dimitan. Aunque por ahora, no concretan nombres de las personas que deben abandonar sus cargos a la espera de que la investigación encargada por Pedro Sánchez depure las responsabilidades oportunas.

Los podemitas creen que hay que «esclarecer» muchos extremos de este asunto por «higiene democrática», como si estas intervenciones fueron «legales o ilegales», cuál es su amplitud, la motivación que tuvieron los organismos que pudieron participar en él y, en última instancia, quién «dio las órdenes».

Con los «hechos lamentables» que se han conocido hasta ahora del espionaje, han apuntado desde Podemos, «ya es suficiente» para exigir «responsabilidades políticas que se deriven» y actuar frente a sus «últimos responsables». Una exigencia de renuncias genérica ya que, tras haber negado el espionaje  y a espera de que las averiguaciones dieran sus frutos, aclarando con ello que no se estaba refiriendo a la titular de Defensa, Margarita Robles, ni a la directora del CNI.

Sin esperar a que se prueben los hechos, en la organización de Belarra ya dan por hecho que se actuó mal: es «incontrovertible» que ese espionaje se haya realizado y por ello el Gobierno «debe ser firme» y exigir «dimisiones» de aquellos que sean los últimos responsables de esta intervención de comunicaciones, defendían este lunes.

Lo último en España

Últimas noticias