Sánchez viajará a Cataluña para ofrecer a Torra más dinero para infraestructuras en los Presupuestos

Pedro Sánchez Quim Torra
Pedro Sánchez con Quim Torra en La Moncloa. (Foto: EFE)
Comentar

Ya lo hizo el último socialista que pasó por el Palacio de La Moncloa, José Luís Rodríguez Zapatero y este sábado lo repetirá el actual inquilino, Pedro Sánchez. De nuevo, un presidente del PSOE prometerá un trato diferencial a los catalanes a cambio de su apoyo electoral. Si Zapatero prometió apoyar “el Estatut que apruebe el Parlament”, Sánchez ofrecerá a Torra una quinta parte del presupuesto de infraestructuras de los Presupuestos Generales del Estado de este año a cambio del apoyo a las cuentas que aprobará el Consejo de Ministros este viernes.

Precisamente el acto del líder del PSOE del sábado en Barcelona será el primero de la nueva campaña que los socialistas estrenan esta semana para explicar por España los números de la ministra María Jesús Montero. El líder del PSC, Miquel Iceta, avanzaba este miércoles por la mañana que Sánchez ofrecería más inversión en infraestructuras en Cataluña y fuentes de la Moncloa explican a OKDIARIO que este aumento de la inversión se situará alrededor de la totalidad del PIB catalán, que el año pasado estuvo en el 19,2%.

Esa oferta ‘in extremis’ del gabinete de Pedro Sánchez al separatismo, a cambio de conseguir oxígeno para continuar tramitando e incluso tramitando las cuentas para finalizar la legislatura, supondrá que el Estado destinará a una sola autonomía una quinta parte del presupuesto total destinado a infraestructuras. Las otras dieciséis, deberán repartirse el 80% restante del presupuesto a pesar de que antes de ayer el ministro de Fomento y secretario de organización del PSOE, José Luís Ábalos, aseguró que no habrá trato diferencial con Cataluña sino que “todas las CCAA recibirán lo mismo sin diferencias por lugar de nacimiento”.

El mismo Ábalos aseguró hace unas semanas, para desprestigiar las negociaciones del PP con VOX tras las elecciones andaluzas, que el Gobierno no negocia con partidos que están al margen de la Constitución, en referencia a los partidos independentistas. Ábalos ese día recordó que “no negociamos su apoyo a la moción de censura, sino que lo dieron” y negaba también una negociación para el apoyo a las cuentas, algo que ahora quedaría demostrado que no es así, ya que Sánchez está buscando a la desesperada mantenerse en Moncloa gracias a los votos del PDeCAT y ERC.

No convence

La oferta que plantará Pedro Sánchez el sábado no convence al presidente de la Generalitat Quim Torra ni al expresidente Carles Puigdemont -que en esta cuestión está marcando los pasos-. La propuesta en cambio si que es del agrado de una parte de Esquerra, como del propio vicepresidente del Govern Pere Aragonès, que consideran interesante una mayor inversión en Cataluña. Por eso mismo, ayer, Torra advirtió a los dos partidos que forman el gobierno catalán que si desobedecen a las órdenes que se den desde presidencia -que a día de hoy, a falta de su visita mañana viernes a Waterloo y de otra visita de la dirección del PDeCAT a la residencia de Puigdemont el lunes, pasan por no permitir ni la tramitación en el Congreso– se vería obligado a forzar una crisis de gobierno y cesar a los consejeros cuyo partido haya apoyado las cuentas de Sánchez.

Últimas noticias