Independentismo en Cataluña

La Guardia Civil recibe orden de reforzar su presencia en Cataluña ante la “situación de inseguridad”

La Guardia Civil recibe orden de reforzar su presencia en Cataluña ante la “situación de inseguridad”

La Guardia Civil ya ha comenzado a prepararse para afrontar los próximos meses de tensión en Cataluña. Según un documento al que ha tenido acceso OKDIARIO, y “a la vista de la evolución de la situación de seguridad en Cataluña” ya existe la orden de ampliar los efectivos en la región.

La tensión va en aumento en Cataluña. Los últimos acontecimientos relacionados con la colocación y retirada de lazos amarillos -con su correspondiente persecución- han incrementado la violencia en las calles catalanas. A ello se suma el acercamiento de la Diada (11 de septiembre) y la celebración del primer aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Cataluña se enfrenta a un nuevo período de inestabilidad que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han previsto. Por ello ya han organizado un nuevo envío de agentes que mantengan el control y la seguridad.

Según el documento al que ha tenido acceso OKDIARIO, se ha dispuesto que “se refuerce la presencia de la Guardia Civil en dicha zona con el despliegue de 4 MIR, s de la ARS”, lo que se traduce en 72 efectivos sumados a los que allí se encuentran. La fecha señalada para ello es el 1 de septiembre.

La Guardia Civil recibe orden de reforzar su presencia en Cataluña ante la “situación de inseguridad”

Cabe recordar que Cataluña se ha convertido en destino fijo, junto a la valla de Ceuta y Melilla y las centrales nucleares, por lo que muchos agentes se encuentran allí de forma permanente rotación.

Esta acción se ha llevado a cabo de la misma manera que empezó el pasado año la conocida ‘Operación Copérnico’ en la que el ex ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, invirtió 87 millones de euros.

La tensión vivida el otoño pasado en Cataluña ha puesto en pre aviso a los agentes que se preparan para un nuevo despliegue.

Acoso a los agentes

Tanto Policía como Guardia Civil vivieron un duro episodio en Cataluña durante los meses que se encontraron desplazados.

Los ciudadanos independentistas acosaron e insultaron a los agentes en múltiples ocasiones. Consigas como “¡Fuera las fuerzas de ocupación!” fueron repetidas una y otra vez en cada concentración separatista.

El asunto fue tal que muchos hoteles se negaron a acoger a los policías y guardias civiles por miedo a represalias.

Últimas noticias