Cataluña

Rovira fue a las reuniones clave del 1-O con Puigdemont y Junqueras para seguir el golpe tras las detenciones

Marta Rovira
Marta Rovira. (Foto: EFE)
Comentar

La Guardia Civil ha identificado a Marta Rovira en todas las reuniones clave en las que se debatieron los puntos vitales del 1-O. Ella no pertenecía al Govern ni comandaba ninguno de los departamentos vitales para la preparación del referéndum ilegal ni la creación de las “estructuras de estado”. Pero, pese a ello, la secretaria de organización de ERC y ahora candidata electoral por este partido estuvo presente de la mano de los dos máximos responsables del golpe separatista, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras en cada cita decisiva.

La Guardia Civil cuenta con documentación que avala que, de hecho, Rovira acudió por la petición expresa del ex presidente y ex vicepresidente catalanes de que ella, ajena a las responsabilidades judiciales que evidentemente tendrían que soportar los miembros de la Generalitat, participase en todas las decisiones clave para poder continuar con el desafío tras ser procesados y detenidos los miembros del Govern.

Rovira fue a las reuniones clave del 1-O con Puigdemont y Junqueras para seguir el golpe tras las detenciones

Se trataba de que hubiese continuidad. De que alguien con toda la información pudiese sortear las detenciones y mantener vivo el golpe separatista. Y ese alguien es Marta Rovira, ahora en libertad y principal aspirante a ser la futura presidenta catalana tras el 155 y las elecciones del 21-D.

Algunas de estas reuniones vitales en las que estuvo presente Rovira han sido relatadas a la policía judicial con todo lujo de detalles por algunos de los asistentes. En concreto, han sido reveladas aquellas citas que requerían de asesoría técnica y a las que fueron invitados empresarios para que diesen su opinión, o se prestasen a colaborar, sobre los requisitos necesarios para preparar el referéndum ilegal.

 

Uno de los testigos interrogados por la Guardia Civil ha declarado, según consta en la documentación a la que ha tenido acceso OKDIARIO, “que el día 16 de agosto se reunió en un palacio en Avenida Diagonal con Puigdemont, Junqueras, Mundo, Vendrell, Franquesa y Marta Rovira. Que en dicha reunión le plantearon dudas sobre el sistema de votación”, y que, de hecho, el liderazgo de la cita lo llevaba la propia Rovira: “Que Marta Rovira le pregunto si el sistema de voto propuesto podía utilizarse tanto para los votantes en el exterior como para los votantes en Cataluña, contestándole que si era posible igualmente”. La escena se repite en otras reuniones y con las declaraciones de otros testigos y empresarios.

Así, por ejemplo, otro de los testigos ha confirmado la misma versión: “Que se celebró una reunión a mediados de agosto en el Palau de Pedralbes. A esa reunión acudieron altos cargos de la Generalitat entre ellos Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Marta Rovira y otras 15 personas que no recuerda quiénes eran”. En esta declaración, se detalla que la reunión en cuestión se centró “en el desarrollo de un programa para la votación electrónica en el referéndum del 1 de octubre. Que días después se pusieron en contacto de nuevo” y se planteó “un coste de 500.000 € para el proyecto. […] Que tras esa llamada a finales de agosto se reunieron con técnicos de la Generalitat en el CTTI para analizar técnicamente el proyecto”, pero, de nuevo, bajo supervisión de la cúpula de la Generalitat, y la participación decisiva de Marta Rovira. Pese a todo ello, y las evidencias en poder de la Guardia Civil y la Justicia, Rovira puede ser la futura presidenta de la Generalitat catalana.

Últimas noticias