Cientos de catalanes ofrecen su casa a policías y guardias civiles expulsados por los separatistas

La escena ha tenido lugar esta tarde en la Comandancia de la Guardia Civil en Lérida. Un catalán de avanzada edad se ha presentado allí para ofrecer alojo en su casa a los agentes. En el vídeo se le ve visiblemente emocionado hablando con un efectivo de la Benemérita mientras está sentado. “No os vamos a abandonar nunca”, ha contestado el guardia civil al generoso visitante, preocupado por las noticias que había escuchado de cómo estaban siendo la Guardia Civil y la Policía expulsado de sus hoteles en Calella y Pineda de Mar.

“No tenemos ningún problema, ¿Sabes lo primero que hacemos? ¿Darte las gracias por ser como eres, vale?”, ha alegado el guardia civil a la hora de valorar la invitación de este generoso catalán.

Como agradecimiento, el agente se ha fundido en un efusivo abrazo con el ciudadano que ha durado un par de segundos. Después, el guardia civil le ha invitado a un café para charlar y tratar de levantarle el ánimo. “Muchas gracias”, es lo que más ha repetido el miembro de la Benemérita.

Es una escena que ilustra las múltiples llamadas que se están recibiendo en la Policía Nacional y la Guardia Civil de familias catalanas ofreciendo sus viviendas a las fuerzas de seguridad.

Comentar

Últimas noticias