Casado pide que haya “consecuencias jurídicas y políticas” por el ataque a la casa de Llarena

Llarena
Pablo Casado (EP).

El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado este miércoles que el ataque a la vivienda del juez Pablo Llarena en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) debe tener “consecuencias jurídicas y políticas” a la vez que ha afirmado que su partido no va a “tolerarlo”.

La organización juvenil de la izquierda independentista Arran ha reivindicado esta acción de echar pintura amarilla en la puerta del domicilio en Cataluña de Llarena, magistrado del Tribunal Supremo que instruyó la causa por el proceso soberanista.

En un vídeo compartido en su cuenta de Twitter, Arran señala que han realizado este ataque ocho meses después de señalar la casa del magistrado en Das (Gerona) y que “por petición popular y con una resolución de la instrucción judicial que prevé sentencias desmesuradas” lo han vuelto a señalar como símbolo del régimen del 78.

El líder de los ‘populares’ ha expresado su “rotunda condena y rechazo al acoso” al juez Llarena y ha dicho que “debe tener consecuencias jurídicas y políticas”.

“Hechos como estos ponen en riesgo la libertad, la democracia y la integridad judicial. No vamos a tolerarlo”, ha enfatizado en un mensaje en su cuenta de Twitter, que ha recogido Europa Press.

Zoido y Montserrat

De la misma manera el ex ministro del Interior Juan Ignacio Zoido ha denunciado el “acoso” al juez. A su entender, ese “acoso y las presiones del independentismo radical catalán está alcanzando niveles de violencia intolerables”.

“Toda mi solidaridad con el juez Llarena y que los responsables de estos hechos paguen por ello”, ha manifestado Zoido en la misma red social, en línea con el mensaje del presidente del Partido Popular.

Por su parte, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Dolors Montserrat, ha expresado también su “firme y rotunda condena por el ataque de la kale borroka separatista” a la casa de Llarena. “No van a conseguir que el miedo pueda con la libertad”, ha recalcado.

Por su parte, la senadora del PP Ester Muñoz ha comparado el lanzamiento de pintura al domicilio del juez Llarena con el señalamiento que hacían los nazis en comercios judíos. De hecho, muestra en un tuit la foto de la casa del magistrado tras el ataque de Arran y, al lado, otra imagen de un establecimiento con las letras “judío” en su escaparate y la estrella de David.

“Pero yo soy la facha y ellos son los de las sonrisas. Pero yo soy la anticonstitucionalista y ellos son los de los derechos civiles, según el PSOE. Y mientras esto pasa hoy en nuestro país, el PSOE quiere que dediquemos los plenos del Senado a Franco”, asegura en su Twiter Muñoz, que es también portavoz del PP en la Comisión de Justicia del Senado.

Últimas noticias