Justicia

Campo regresa a la carrera judicial a los 6 días de ser destituido como ministro de Justicia

Juan Carlos Campo
Juan Carlos Campo, ex ministro de Justicia. (Foto: PSOE)

El ex ministro de Justicia hasta el pasado sábado, el socialista Juan Carlos Campo, se reincorpora a la carrera judicial tras haber sido destituido como miembro del Gobierno hace sólo seis días. La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado su reingreso como magistrado en la Sala Penal de la Audiencia Nacional, órgano en el que obtuvo destino en diciembre de 2019.

El CGPJ expone que el ex ministro ha solicitado su reincorporación dentro del «plazo establecido». Añade que el artículo 355 de la Ley Orgánica del Poder Judicial establece que los jueces y magistrados en servicios especiales deben solicitar su reingreso en el servicio activo en un plazo máximo de 10 días a contar desde el día siguiente del cese en el cargo e incorporarse a su destino dentro de los 20 días inmediatamente siguientes.

Del mismo modo, explica, el artículo 354 determina que los jueces y magistrados en servicios especiales no perderán su antigüedad en la carrera y tendrán derecho a que se les reserve la plaza que ocupaban al pasar a esa situación administrativa o la que hayan podido obtener durante el tiempo que han permanecido en la misma.

«20 años sin dictar una sentencia»

El ex ministro de Justicia vuelve a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional pero no ha puesto una sola sentencia en más de 20 años. Campo entró como vocal del órgano de Gobierno de los jueces en el año 2001, y permaneció allí hasta 2008. Hay que recordar que, en aquellos años, los miembros del CGPJ tenían exclusividad, por lo que no ejercían en sus plazas de destino. De ahí, Juan Carlos Campo saltó a la política ejerciendo como secretario de Estado de Justicia entre el 2009 y el 2011, durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

A partir de ahí, le nombraron portavoz de Justicia del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, cargo que ocupó en las últimas tres legislaturas hasta que, en 2020, Pedro Sánchez le nombró ministro de Justicia en sustitución de Dolores Delgado, a la que hizo fiscal general del Estado.

El uso de las puertas giratorias en el caso de los jueces que pasan por la política levantan ampollas tanto entre los miembros de la carrera judicial, como entre el resto de personas que trabajan en Justicia. Ejemplo de lo anterior han sido algunas de las quejas que se han visto en redes sociales a raíz de hacerse pública la decisión de Campo de volver a la judicatura.

El abogado penalista José María de Pablo, del despacho Más Calvet, afirmaba: «Me parece bien que un juez se pase a la política, pero debería estar prohibido el camino de vuelta. Ahora queda en entredicho su imparcialidad, más en un órgano (la Sala Penal de la Audiencia Nacional) que juzga casos con evidente carga política».

Juzgar al PP

Hay que recordar que Campo aspiró a ocupar la plaza que dejó libre la presidenta del tribunal que ha juzgado la Caja B del PP en la trama Gürtel, María José Rodríguez Duplá, tal y como adelantó OKDIARIO.

En aquel momento, en noviembre de 2019, Campo era portavoz de Justicia del PSOE y se presentó para presidir la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional que acaba de dejar libre Duplá, tras marcharse a la Sala de Apelaciones de la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). Finalmente, el CGPJ nombró al magistrado José Antonio Mora Alarcón, de la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Valencia, parar ocupar la plaza

Lo último en España

Últimas noticias