Congreso de los Diputados

Cacicada de Batet y Sánchez en el Congreso: retrasan iniciativas de la oposición sin informe de Moncloa

El Gobierno demora su respuesta sobre si proposiciones de ley de PP, Ciudadanos y Vox afectan a los presupuestos

Sánchez desprecia al Senado: no se someterá más al control antes de la posible disolución el 23-S

Meritxell Batet
Pedro Sánchez y Meritxell Batet, en el Congreso de los Diputados.

Bronca en el Congreso de los Diputados por la última cacicada del PSOE. La Junta de Portavoces de este martes ha constatado el malestar de la oposición ante una maniobra que está realizando el PSOE —el partido que sustenta el Gobierno y preside la Cámara— para retrasar el debate de proposiciones de ley de la oposición.

Esta pirueta consiste en que Moncloa está demorando sus informes sobre la viabilidad del gasto que conllevan tales iniciativas. El Ejecutivo tiene un plazo de un mes para comunicar si las proposiciones de ley que registran los grupos pueden tener algún efecto sobre los ingresos o los gastos del Estado. Si Moncloa entiende que suponen una alteración, fundamental de aumento del gasto, los textos no pueden ser calificados por la Mesa de la Cámara y, por tanto, el Pleno no puede pronunciarse sobre su toma en consideración. Pero el problema está en que tal comunicación del Gobierno, ya sea favorable a su tramitación o desfavorable, no está llegando para las iniciativas de la oposición.

PP, Ciudadanos y Vox han coincidido en denunciar este hecho. Primero ha sido la portavoz de C’s en el Congreso, Inés Arrimadas, que ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de estar «bloqueando» el debate de leyes de la oposición en la Cámara baja. Así, la dirigente centrista ha comparado esta actuación de la presidenta de la institución, Meritxell Batet, con los métodos de la ex presidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell, procesada por el secuestro del Parlament en el golpe de Estado en Cataluña en 2017.

Una «vergüenza»

Arrimadas ha señalado que «sorpresivamente» el Ejecutivo sí ha hado el visto bueno a las proposiciones de ley del PSOE que han sido registradas incluso un mes después que las de Ciudadanos. «Es una auténtica vergüenza, se trata de una injerencia gubernamental en el Poder Legislativo que es intolerable y que merecería una respuesta conjunta de toda la oposición porque es un problema de primera magnitud a nivel democrático», ha enfatizado Arrimadas. «¿A qué espera la señora Batet para defender la dignidad del Congreso y decir ‘no’ al Gobierno del Sánchez?», se ha preguntado.

«Si son amigos o no»

Por su parte, la portavoz del PP en la Cámara baja, Cayetana Álvarez de Toledo, ha comentado cómo el portavoz adjunto del Grupo Socialista, Rafael Simancas, «ha reconocido básicamente que esta es la Cámara de la soberanía socialista, donde el Gobierno califica iniciativas de los grupos en función si son amigos o no y, sobre todo, si son socialistas. Está fuera de todo orden de la dignidad parlamentaria, de la concepción de la división de poderes».

Además, Álvarez de Toledo ha apuntado que PNV y Podemos, los socios del PSOE, sí han conseguido que el Gobierno les diera la conformidad. «Aquí se va a debatir solamente lo que el PSOE quiere y lo que a Sánchez le conviene, porque él es así», ha lamentado. También la secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona, ha expresado su estupor por las explicaciones de Simancas en el seno de la Junta.

Lo último en España

Últimas noticias