Borja Sémper reelegido presidente del PP de Guipúzcoa y destaca su lucha contra ETA

ETA
Borja Sémper. (Foto: Flickr)

El presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper, ha sido reelegido en el cargo tras recibir el apoyo del 90,53% de los votos emitidos en el XIV Congreso que la formación celebra este sábado en el Kursaal de San Sebastián.

Nacido en Irún (1976), Sémper fue designado por primera vez como presidente del PP guipuzcoano en el Congreso celebrado en noviembre de 2009 tras recibir el 94,65% de los votos. En el cónclave de 2012 renovó sus funciones con el apoyo del 95% de las papeletas.

Por lo que respecta al Comité de Dirección que ha propuesto a la militancia, destaca el nombramiento del presidente de Nuevas Generaciones (NNGG) David Hernández, como nuevo secretario general, en sustitución de Juan Carlos Cano.

En lo que afecta a las Vicepresidencias del PP guipuzcoano, éstas serán cuatro y recaerán en Juana Bengoechea, Cristina García, Pedro Recondo, y Txema Murguiondo.

Su candidatura, única que se ha presentado, ha recibido el apoyo del 90,53% del centenar de asistentes a un cónclave que ha contado con la presencia, entre otros, del presidente del PP vasco, Alfonso Alonso; la secretaria general, Amaya Fernández; la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Vitoria, Leticia Comerón, y las candidatas a la presidencia de la formación en Vizcaya, Nerea Llanos y Raquel González. También se ha acercado hasta el Kursaal el consejero vasco, Iñaki Arriola.

"Probablemente sea la última vez que me presente a la reelección"

Sémper ha defendido que la lucha contra ETA en las últimas décadas es la mejor "carta de presentación" de la formación y ha remarcado el "valor simbólico de las siglas".

El PP de Guipúzcoa celebra este sábado su XIV Congreso en el que, bajo el lema ‘Guipúzcoa en el centro’, el actual presidente Borja Sémper será reelegido en el cargo, cumpliendo así su tercer mandato. La candidatura del político donostiarra ha sido la única que se ha presentado.

En la defensa de su candidatura, Sémper ha afirmado que "probablemente sea la última vez" que se presenta a la reelección y ha incidido en que pese a ser un partido pequeño es "importante" y ha valorado el "valor simbólico de las siglas".

"Ser presidente del PP en Guipúzcoa es muy difícil y extraordinariamente importante. Este es un partido que piensa de manera muy variada, no somos una secta. Sin embargo hay cosas que nos unen: la libertad para poder sentirse español y vasco, la libertad del individuo por encima de imposiciones, el apoyo a la familia…", ha enumerado.

Según ha subrayado, es "un honor" ostentar la Presidencia y se ha preguntado "quién puede dudar del apego al Territorio de los miembros del PP". "¿Quién ha sido capaz de anteponer estos valores a su seguridad y tranquilidad?", ha cuestionado.

En este sentido, ha considerado que "lo hecho en el pasado", en la lucha contra ETA, es "nuestra carta de presentación". "Derrotamos a ETA y la disolveremos. Las ideas que defendió ETA siguen estando vigentes en una parte de la población. Si no nos unimos en la necesidad de derrotar esas ideas totalitarias no habrá nadie que lo defienda", ha sostenido.

Por otro lado, ha denunciado la existencia de "corruptos que han manchado nuestro nombre", cuestión que, junto "al auge del populismo, nos ha hecho daño electoral".

No obstante, ha valorado los resultados electorales logrados en las últimas elecciones autonómicas y ha afirmado que existe una perspectiva positiva gracias a la cual "podremos seguir creciendo y recuperar espacio político".

Asimismo, ha apostado por que en las próximas elecciones municipales y forales el PP del Territorio recupere "el espacio institucional que se corresponde con nuestro espacio político". Por ello, ha abogado por "salir a la calle".

Respecto a los equipos, ha defendido la necesidad de "no prescindir de nadie", pero sí incorporar caras nuevas y contar con una Dirección en la que la Secretaría General recaería en el presidente de Nuevas Generaciones, David Hernández, en sustitución de Juan Carlos Cano.

Ponencia

Los asistentes han aprobado además, por "amplia mayoría", el informe de gestión, que ha sido defendido por el secretario general, Juan Carlos Cano, mientras que la ponencia política ha sido presentada por David Hernández.

El texto, que supone la "guía política para los próximos años", ha sido ratificada al contar únicamente con un voto en contra y dos abstenciones y defiende la política "constructiva y el acuerdo".

En su intervención, Hernández ha recordado los "momentos difíciles" padecidos por la formación en el pasado fruto del terrorismo de ETA y ha incidido en que quedan años para eliminar "el dolor y la intolerancia ideológica".

"Faltan muchos compañeros que nos arrebató ETA", ha recordado Hernández, que ha subrayado que la formación no se olvidara nunca de ellos. "Si hoy no hacen falta escoltas ni miramos debajo del coche es gracias a vuestro compromiso y el empeño mostrado", ha valorado.

También se ha referido a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y ha denunciado que en el pasado se "nos han llamado racistas, xenófobos, pero hemos sido coherentes". En este línea, ha considerado que ahora "los que antes miraban para otro lado ahora dicen que tenemos razón".

Por otro lado, ha considerado que "negar a España" como hacen algunos ciudadanos del Territorio es olvidarse de muchos guipuzcoanos y ha apostado por "sumar a muchos para seguir haciendo grande la historia de Guipúzcoa y la de España".

Lo último en España