Bildu maniobra con el PSOE para forzar el cierre del cuartel del Ejército en Pamplona

Bildu
María Chivite y el líder de Bildu, Arnaldo Otegi

EH Bildu no se contenta con expulsar a la Guardia Civil de Navarra, ahora han puesto el foco en forzar la salida del Ejército del Acuartelamiento de Aizoain (Pamplona). Los proetarras han iniciado una campaña para impedir las ampliaciones necesarias de este acuartelamiento en la ciudad navarra con el objetivo de bloquear las posibilidades de prácticas de tiro de los militares.

Sus presiones se dirigen hacia el Gobierno socialista de Navarra y el Ministerio de Defensa de Pedro Sánchez. EH Bildu sabe que si consigue boicotear los medios necesarios para realizar las prácticas militares el cuartel tendrá, finalmente, que acabar decidiendo su traslado.

Un documento elaborado por representantes proetarras señala que “hay estamentos y estructuras del Estado español que permanecen ancladas en el pasado y que creen estar por encima de cualquier norma, ley y, especialmente, por encima de la ciudadanía”. Los de EH Bildu se refieren así al “proyecto del Ministerio de Defensa español” que ha presentado el plan de “cierre por medio de una valla  de 4.550 m en un terreno forestal situado en el monte Ezkaba –uniendo el campo de tiro del cuartel de Aizoain con el Fuerte de Ezkaba–”, en referencia al fuerte de San Cristóbal.

La realidad es que ese proyecto de Defensa tan sólo aplica una anterior expropiación con el objetivo de garantizar la zona de seguridad del campo de tiro del acuartelamiento de Aizoain, sede del Regimiento América 66. Y es que sin ese campo de seguridad, las prácticas serán muy difíciles de justificar, y, sin esa justificación, el acuartelamiento puede tener problemas y acabar buscando otra ubicación menos problemática.

Los proetarras de EH Bildu aseguran que “hemos de advertir del grave impacto que dicho proyecto supondría sobre la red de circulación de vehículos –emergencias contraincencios, guarderío forestal…–, bicicletas y personas, así como sobre la movilidad de la fauna.

Además, señalan que ese proyecto generaría también graves alteraciones en la red de senderos actual (incluida la GR 225  Fuga del Fuerte, declarada como Lugar de Memoria Histórica). Dicha red de senderos de Ezkaba en su sector suroccidental se vería seriamente alterada, comprometiendo gravemente el diseño general de la red itinerarios creada para articular y armonizar el espacio”.

Y, por todo ello, señalan, “los cargos electos de EH Bildu aquí firmantes manifestamos nuestra firme defensa del monte Ezkaba (San Cristobal) como parque natural y nuestra rotunda oposición al proyecto del Ministerio de Defensa”.

No obstante, aclaran, ese rechazo lo es igualmente “en lo que respecta a estos u otros terrenos en uso o pretendidos por el Ejército español” y que “no es hora de nuevas expropiaciones sino de empezar la devolución del botín de guerra a la sociedad navarra”.

No se trata del primer toque de atención en esta materia. Otra de las exigencias que EH Bildu ha planteado al PSOE para que María Chivite sea presidenta de Navarra es reducir la actividad militar en las Bardenas Reales hasta conseguir su cierre. Estas instalaciones son claves para España y para la estrategia de la OTAN, ya que es el el único campo de maniobras militares aéreas en el territorio nacional, así como uno de los mayores del continente europeo.

Acabar con el campo de maniobras de Bardenas Reales ha sido un objetivo prioritario de los proetarras durante décadas, pero ahora, por primera vez, EH Bildu cuenta con fuerza política para exigir este cierre.

Lo último en España

Últimas noticias