Ley Memoria Histórica

Barcos aprueba una ley de Memoria Histórica que expropiará bienes privados "por interés social"

Uxue Barkos
La presidenta de Navarra, Uxue Barcos. (Foto: AFP)

La lista recogerá cualquier lugar que la Administración considere relacionado con el Franquismo y la Guerra Civil

La ley obliga a los propietarios a conservarlos e impide las obras no autorizadas

El ‘Proyecto de Ley de Lugares de Memoria Histórica de Navarra’, que este miércoles aprobó el Gobierno de Uxue Barcos, permite las expropiaciones de bienes privados que formen parte de un catálogo de lugares relacionados con la Guerra Civil y el Franquismo. 

Esa lista, que será elaborada "de oficio" por el gobierno regional, incluirá, según recoge el borrador, espacios "de interés por haberse desarrollado en ellos hechos de singular relevancia vinculados con la represión y violencia ejercidas sobre la población como consecuencia del golpe militar de 1936 y la subsiguiente represión franquista": fosas "de personas fusiladas y desaparecidas tras el golpe militar de 1936", "obras públicas construidas con trabajos forzados de personas presas durante el franquismo", "lugares de detención y asesinato de las personas que sufrieron la violencia y la represión franquista" y, en definitiva, cualquier espacio que las víctimas, asociaciones o administraciones públicas "hayan erigido en recuerdo, reconocimiento y reparación de las víctimas de aquella represión".

La Administración, según el artículo 5, podrá "adoptar las medidas cautelares, incluida en su caso, la expropiación forzosa, en defensa" de estos lugares.

Esa expropiación tendrá lugar cuando los propietarios incumplan alguna e las obligaciones establecidas en la ley. Así, las personas titulares de terrenos o inmuebles inscritos como lugar de memoria histórica deberán "conservar, proteger y mantener dichos bienes en razón de su condición de lugar de la memoria histórica, de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores", "evitar su destrucción y deterioro", informar al Gobierno regional de cualquier actuación en estos lugares, "permitir su señalización", "permitir la visita pública al menos cuatro días al mes" y "permitir la inspección" por parte del Departamento competente en memoria histórica, así como facilitar toda la información que se requiera.

"El incumplimiento de los deberes y obligaciones (…) podrá dar lugar a la expropiación forzosa por la Administración de la Comunidad Foral, de los terrenos o inmuebles inscritos como lugares de la memoria histórica de Navarra, por causa de utilidad pública o interés social", se advierte en la ley. Los propietarios verán también muy limitadas las posibilidades de realizar obras en sus fincas o inmuebles.

Además, la ley establece un severo régimen sancionador, con multas de hasta 150.000 euros para las infracciones consideradas ‘muy graves’, entre las que se incluye la realización de excavaciones sin autorización, la destrucción de fosas, o la "omisión del deber de conservación cuando traiga como consecuencia la pérdida, destrucción o deterioro irreparable" de bienes catalogados como lugar de la memoria histórica de Navarra.

Serán infracciones ‘graves’ -castigadas con hasta 10.000 euros- el incumplimiento de la conservación si no hay destrucción de bienes, la obstrucción de las inspecciones por parte de la Administración o la realización, sin autorización, "de cualquier obra o intervención" en estas propiedades.

Memoria histórica en las aulas

Entre las novedades del proyecto se incluye también un plan de actuación en el ámbito educativo. 

Así, se establece que "las Administraciones Públicas de Navarra promocionarán y divulgarán los lugares de la memoria histórica de Navarra y su estudio formará parte del sistema educativo de Navarra".

El Gobierno navarro buscará además la implicación de alcaldes y asociaciones para diseñar itinerarios de memoria histórica en las distintas localidades, con los que se ofrecerá una visión parcial y sesgada de lo ocurrido.

Lo último en España