Barcelona amanece con carteles que incitan al ‘balconing’ para matar a los turistas

balconing
Carteles incitando al balconing para matar turistas en Barcelona.

Barcelona ha amanecido plagada de carteles que incitan al ‘balconing’, el fenómeno turístico por el cual algunos extranjeros jóvenes que vienen a España a pasar sus vacaciones se divierten tirándose a piscinas -generalmente en hoteles- desde los balcones de su habitación.

Se trata de una campaña que han comenzado los denominados comités de autodefensa contra el barricidio, que amenaza con dificultar la vida de los turistas en Barcelona. Entre otras cosas, cometen actos delictivos en autobuses turísticos, en zonas con ‘exceso’ de extranjeros -bajo su punto de vista- o, como hemos visto en la mañana de este miércoles, en cualquier punto de la Ciudad Condal.

Los carteles en cuestión, redactados en perfecto inglés, comienza con un "Querido turista, ¿conocías el ‘balconing?". En un claro tono de humor negro, pero con un claro objetivo de incomodar a quienes acuden a Barcelona a descansar, los ‘antituristas’ explican: "Previene la gentrificación, mejora la calidad de vida de los vecinos, reduce riesgos de contraer enfermedades cardiacas y es MUY divertido". 

Con el hashtag #BalconingISFun, los creadores de esta peligrosa idea han comenzado una campaña a través de las redes sociales con la que pretenden ahuyentar a los turistas de Barcelona. #FreeBalconing  o #BalconingDay son otros de los hashtag con la que estos comités tratan de incitar a los turistas a lanzarse de sus terrazas hacia la muerte.

"Hipsters y turismo, otra forma de terrorismo" o "Turist you are not wellcome", son también algunos de los grafitis que se pueden ver este miércoles en algunas zonas de Barcelona con el mismo objetivo: eliminar el turismo.

El ‘balconing’ mata a decenas de turistas cada verano en España, sin embargo, no existe ningún balance oficial específico sobre el número de muertes que produce, por lo que resulta muy complicado saber si los fallecidos por este tipo de actos crecen o decrecen cada época estival.

Lo último en España