OKENTREVISTA al portavoz de Vox en Andalucía

Alejandro Hernández: “PP y Cs han hecho un esfuerzo por encontrar las cosas que nos unen en Andalucía»

Hace un año Vox entró por la puerta grande en las instituciones. La formación de Santiago Abascal dio la sorpresa en las elecciones andaluzas y logró doce diputados en el Parlamento autonómico. Alejandro Hernández, portavoz del grupo parlamentario, relata frente a las cámaras de OKDIARIO cómo han sido estos doce meses.

PREGUNTA. ¿Cuál es su valoración de este año de Vox en el Parlamento?

RESPUESTA. Creo que hay que estar muy satisfechos. Tuvimos un inicio complicado, donde sufrimos un cierto ninguneo y silenciamiento por parte de todas las fuerzas políticas. Sin embargo, después de la primera negociación presupuestaria hubo un punto de inflexión y hemos conseguido poder influir de manera notable en lo que son las actuaciones de la Junta de Andalucía. Y, lo que es más importante, en los Presupuestos de 2020 se han anticipado una serie de medidas que van a influir a medio y largo plazo en el cambio que buscamos para Andalucía.

P. ¿Qué es lo que no gusta a Vox del actual Gobierno andaluz?

R. Muchos líderes de nuestro partido hablan de ese consenso progre. Si uno coge los pactos de gobierno suscritos por Podemos y el PSOE, los analizas y podrían haber sido suscritos por Ciudadanos y el 70% por el Partido Popular. Hay un montón de materias y de asuntos en los que hay un pensamiento único y no se admite discrepancia. Se tocan materias como igualdad, memoria histórica, perspectivas de género… y una cierta falta de valor político para una verdadera liberalización de la economía o bajadas de impuestos, como vienen demandando los ciudadanos.

P. El barómetro andaluz da una subida a Vox. Sin embargo, su partido causa rechazo al resto de formaciones políticas. ¿Por qué?

R. Creo que en Andalucía se valora la contribución desinteresada de nuestro partido a la gobernabilidad. Se ha demostrado de manera palpable que Vox es un partido útil. Yo creo que en gran parte ese rechazo es fingido, ya me he referido antes en ese consenso progre. En la mayoría de debates en los que nos quedamos solos y votamos solos, una cosa es lo que dicen nuestros rivales políticos en la tribuna y lo que te dicen luego en los pasillos. En esas materias de las que hemos hablado no hay prácticamente diferencia entre lo que se dice en un medio considerado conservador y un medio de izquierdas.

P. Ustedes abogaban por la desaparición de las cadenas autonómicas ¿siguen pensando que Canal Sur debe desparecer?

R. Nosotros decimos que las televisiones públicas se deben centrar en un servicio público que le corresponde. Deben estar entradas en labores de divulgación e información pero siempre bajo unos parámetros de neutralidad y pluralidad. Ahora mismo no se suele cumplir en ninguna televisión pública, sea local, autonómica o estatal.

En nuestro acuerdo de investidura hablamos de racionalizar Canal Sur. Dotarlo de una estructura razonable en orden para que cumpla con ese servicio público que es el que nosotros entendemos que debería prestar una cadena pública. Lo que no se debe de hacer es competir con los medios privados. Se están haciendo avances y seguiremos trabajando para que esos avances sean más profundos.

P. ¿Se ha reducido el gasto innecesario desde que ha habido un cambio de Gobierno en Andalucía?

R. Creo que sí. Estamos fiscalizando muchísimos programas que están enmascarados y que suponen un gasto innecesario. Uno de nuestros principales esfuerzos es que se ponga de manifiesto a dónde va el dinero de las subvenciones o ayudas públicas que muchas veces sabemos que, en el pasado, han sido utilizadas de manera sectaria.

P. ¿Qué consejo le daría a sus compañeros de partido para que llegasen a acuerdos con otros partidos en el resto de España?

R. No daría consejos a los miembros de mi partido sino a los miembros de otros partidos en otras comunidades. Deberían copiar como está actuando Ciudadanos o el PP en Andalucía. Se ha hecho un esfuerzo que nosotros valoramos para buscar en las cosas que nos unen y no profundizar en las que nos separan.

P. ¿Qué cambiarían de su modo de actuar en este último año? Algo de lo que se arrepienten.

R. Cuando entramos hace un año éramos personas ajenas a la política hasta la campaña electoral. Desembarcar en un parlamento nos costó. En ese sentido, lo que sí podría decir es que si ahora ocurriese, nos habríamos dado más prisa en aprender.

Gobierno socialcomunista

P. ¿Cuál será el futuro de España?

R. Me gustaría pensar que esta situación, este Gobierno indigno -y soy prudente a la hora de calificarlo así- va a ser como las vacunas. Cuando te inoculan una pequeña dosis de veneno, es para que luego quedes inmunizado. Me gustaría pensar que, tras un breve periodo donde no puedan hacer mucho daño, los españoles vean lo que es tener un Gobierno socialcomunista con el apoyo de los golpistas catalanes y los ‘recogenueces’ del PNV.

P. ¿Por qué no era legítimo que la gente saliese a la calle a manifestarse por la entrada de Vox en el Parlamento de Andalucía y sí lo es ahora porque Sánchez forme gobierno?

R. Nosotros no nos oponemos a que la gente se manifieste. Cuestión distinta es si se hace en la puerta de un Parlamento, que siempre nos ha parecido que es casi una maniobra coactiva que en muchos países está prohibida. Ahora bien, uno es muy libre de decir lo que quiera.

Aquí hay una doble vara de medir. Cuando se habla de Vox nos están imputando continuamente delitos de odio como ser machistas u homófobos. Se nos dice que estamos cometiendo delitos de odio pero nadie lo razona.

 

[Puede ver la entrevista completa, aquí]

Lo último en Andalucía

Últimas noticias