Aguado enfría la investidura de Ayuso: las negociaciones con Vox llevan paralizadas 10 días

Las negociaciones para la investidura de Isabel Díaz Ayuso no terminan de cuajar. Su socio de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha echado hoy un jarro de agua fría al afirmar que,"lamentablemente", están paralizadas y no se ha producido ningún avance.

Las negociaciones llevan "10 días sin ningún tipo de avance", ha revelado el líder madrileño de Ciudadanos que, de nuevo, ha acusado a Vox de seguir "en el bloqueo por el bloqueo".

A día de hoy, nadie es capaz de decir "exactamente qué es lo que quiere Vox", según ha declarado Aguado en una entrevista en Telecinco. "Hace un mes decía que no quería entrar en gobiernos, a los sietes días que sí, luego ya no y empezó a pedir hablar de programa. Ahora hemos visto en Murcia que dicen que ya no quieren ni programa, ni más reuniones a tres", ha explicado.

Esta situación de impass se debe, según el portavoz de la formación naranja, a que Vox está utilizando las comunidades autónomas "como táctica para algo", aunque no sabe muy bien para qué. Por ello, les ha pedido "un poco de respeto" y que se tomen "en serio el Gobierno".

Esta situación sólo beneficiaría a Pedro Sánchez. Para Aguado, es "un chollo" para el presidente del Gobierno en funciones porque "cada día que siguen bloqueando las instituciones se siguen sin poner en marcha todas las políticas liberales que están firmadas en los acuerdos".

Aguado ha pedido al partido de Santiago Abascal que les dejen "trabajar" tanto en Murcia como en Madrid porque si no sale de "ese empecinamiento" habrá que convocar nuevas elecciones.

En este punto, ha recordado que la fecha límite que estipula el Reglamento de la Cámara autonómica es el 10 de septiembre. Aguado espera que no se tenga que llegar a este extremo porque, a su parecer, el portavoz del PSOE, Ángel Gabilondo, y el de Más Madrid, Íñigo Errejón, se estarán "frotando las manos" porque nuevos comicios abren la posibilidad de que "la izquierda gobierne en la Comunidad".

Lo último en España