CCOO y UGT

UGT y CCOO ocultan deliberadamente el sueldo de sus dirigentes

cristina cifuentes
Los líderes de CCOO y UGT, Unai Sordo y Josep Álvarez (Foto: EFE). | Última hora Cifuentes

Los sindicatos UGT y CCOO ocultan las nóminas de sus máximos dirigentes, Pepe Álvarez y Unai Sordo, respectivamente.

Prometer… hasta meter. El mítico ‘dicho’ que se relaciona siempre a la política bien se podría llevar al ámbito sindical, donde Unai Sordo, que alcanzó la secretaría general de CCOO hace casi dos años, sigue sin sacar a la luz su sueldo, pese a que lo prometió cuando sustituyó, en julio de 2017, a Ignacio Fernández Toxo como líder del sindicato. UGT, por su parte, no mejora las condiciones, y se desconoce por completo la nómina de su líder, José María Álvarez.

El XI Congreso que se celebró para llevar a cabo el proceso de sucesión de CCOO acordó que los miembros de las comisiones ejecutivas del sindicato tendrían que depositar sus certificados de retenciones y declaraciones al inicio y final de su mandato, publicándose las retribuciones de los integrantes de los órganos de dirección. Casi dos años después del inicio de la secretaría general de Unai Sordo en CCOO, el apartado ‘Nómina del Secretario General y Comité Directivo a nivel nacional’ sigue, casualmente, en mantenimiento.

UGT y CCOO ocultan deliberadamente el sueldo de sus dirigentesTampoco hay ni rastro del sueldo de José María Álvarez al frente de UGT, pese a que disponen de un amplio portal de transparencia en el que sólo se puede saber que el gasto anual en nóminas asciende a algo más de cuatro millones de euros.

Incoherencias

Pese a la presión que ejercen sobre los demás en términos de transparencia, ninguno de los dos grandes sindicatos hace públicas las nóminas de sus dirigentes ni de su cúpula. Por si esto fuera poco, CCOO y su representación sindical pactó para 2018 una subida salarial para sus empleados del 1,9%; sin embargo, exigen al resto de organizaciones y empresas un incremento del 3,1% para todos los trabajadores, tal y como han planteado en la negociación colectiva con la patronal. Es decir, que piden que los sueldos de los demás crezcan 2,2 puntos más que los suyos.

UGT, por su parte, publicó a comienzos de 2018 que sus sueldos recogían un incremento del 1,8%, 2,3 puntos menos de lo que exigen los sindicatos a las patronales.

Últimas noticias