Independentismo

El golpismo de Torra consigue echar a más empresas de Cataluña que el referéndum ilegal del 1-O

El golpismo de Torra consigue echar a más empresas de Cataluña que el referéndum ilegal del 1-O
torra-fuga-empresas-cataluna-interior

Este viernes Informa D&B ha sacado a la luz que 2.812 empresas salieron de Cataluña a lo largo de 2018, un 10% más que las 2.536 que salieron en 2017. Huir de Cataluña se está convirtiendo en una tendencia -alcista-, que acumula ya 5.348 salidas de la Comunidad Autónoma debido al 'procés'. 

Lejos de estabilizar la situación empresarial catalana, el Gobierno de Quim Torra ha provocado que en 2018 se acentuara la salida de empresas hasta el punto de que aproximadamente un 60% de las empresas huidas desde el 1-0 lo hicieran bajo su mandato. De hecho, las 2.812 firmas que han salido de Cataluña en 2018 superan, con creces, las 509 compañías que se asentaron en la Comunidad, lo que refleja un saldo negativo de más de 2.300 empresas.

Esta situación preocupa a los Empresarios de Cataluña, cuyo presidente, Carlos Rivadulla, advierte en declaraciones a OKDIARIO de que “se trata del mayor éxodo de empresas, masivo, de empresas en la historia de España, e incluso de Europa“.

Para hacerse una idea del desplome empresarial que atraviesa la región, cabe destacar que sólo cuatro Comunidades Autónomas mantienen, como Cataluña, saldo negativo. Eso sí, ninguna se acerca, ni de lejos, a la huida del independentismo. Castilla León perdió 71, País Vasco 29, Extremadura 23 y Asturias 18.

Entre las empresas huidas de Cataluña, recuerden, se encuentran algunas de renombre; desde históricas firmas catalanas como CaixaBank, Banco Sabadell, Cementos Molins, Pastas Gallo, Codorniú, Naturgy, Idilia Foods, Colonial, Catalana Occidente o Abertis, hasta empresas internacionales que estaban asentadas en la región hasta el comienzo del ‘procés’, como Allianz, Donuts, Bimbo, AXA Seguros o Pirelli.

El golpismo de Torra consigue echar a más empresas de Cataluña que el referéndum ilegal del 1-O

El presidente dela patronal empresarial catalana ha recordado que “desde la posguerra, nunca ha habido un movimiento de esta naturaleza en Europa, en el que miles de empresas huyen de una de las regiones más productivas. Se sienten amenazados por un movimiento separatista que crea inestabilidad jurídica, y por tanto política. Se nos percibe como un territorio poco fiable, como un territorio antipático”.

Empresarios de Cataluña: “Se trata del mayor éxodo de empresas, masivo, de empresas en la historia de España, e incluso de Europa”.

“Insisten en saltarse la Ley, con lo que cualquier inversor está preocupado porque no saben qué marco jurídico habrá. El riesgo es muy alto en el medio y largo plazo”, continúa el presidente de la patronal empresarial catalana, que cree que “todo esto es por culpa del comportamiento irresponsable y, según qué casos, ilegal, de unos políticos separatistas, que tienen como objetivo crear este caos, porque piensan que sólo así podrá pasar algo. No se puede conseguir con un día a día normal. Su objetivo es el caos”. “En 2018 la economía catalana podía haber crecido un 0,2% más sin el ‘procés’, lo que equivale a aproximadamente 40.000 empleos”, concluye.

Madrid sigue acogiendo a los huidos

Madrid recibe aproximadamente un 60% de las empresas que huyen de Cataluña y, en términos de facturación, la diferencia entre las compañías que llegan y salen de Madrid es de 11.600 millones de euros, mientras que Cataluña resta 14.900 millones de euros. A lo largo del año, 25 empresas con una facturación de más de 100 millones de euros se mudaron de Cataluña.

El golpismo de Torra consigue echar a más empresas de Cataluña que el referéndum ilegal del 1-O

Según la directora de Estudios de Informa D&B, Nathalie Gianese, los cambios de domicilio son un buen indicador de la capacidad de atracción que tienen las autonomías en términos de negocio, aunque la situación catalana ha incrementado de manera “notable” el número de compañías que deciden mudarse en España hasta alcanzar un total de 6.922 en 2018.

Entre 2014 y 2018, los cambios de domicilios sociales a otra comunidad aumentaron de manera constante y supusieron una subida de un 80,83%, según Informa D&B. Baleares, Cantabria, Madrid y La Rioja son las únicas comunidades que han mantenido saldos positivos a lo largo de estos cinco años. Al contrario, Cataluña, Castilla y León y el País Vasco presentan números rojos desde el 2014. Destacan Aragón y la Comunidad Valenciana, que tienen saldos positivos importantes en los dos últimos años, aunque anteriormente estas variaciones eran de magnitudes menores

Últimas noticias