ahora hay 393 personas trabajando en 196 inmuebles

Telefónica plantea a los sindicatos mover a empleados de pueblos para vender hasta 140 edificios

Telefónica bonos
Sede de Telefónica.

La dirección de Telefónica quiere sacar el máximo partido a los casi 400 edificios que tiene actualmente repartidos por todo el país y que, en muchos casos, apenas trabajan cinco o seis empleados. Se trata de personal de zonas de pequeños pueblos que la operadora que preside José María Álvarez-Pallete quiere mover a las capitales de provincia para rentabilizar al máximo esos inmuebles.

De acuerdo con fuentes sindicales, la operadora ha planteado a los representantes de los trabajadores su intención de cerrar hasta 140 edificios repartidos por el país, decisión que afectaría a 212 empleados. En una primera fase del plan se movería a trabajadores de una misma localidad donde hay más de un inmueble, y posteriormente, a finales del próximo año, se acometería qué hacer con el resto de trabajadores afectados, unos 180. Los sindicatos se han negado a que se obligue a los trabajadores a moverse.

Según ha trasladado la empresa a los sindicatos estos días de negociación, Telefónica tiene 352 edificios para algo más de 18.000 trabajadores. Y el 94% de ellos está ubicado en estos momentos en capitales de provincia. En concreto, hay 393 empleados trabajando en 196 edificios. Esto significa que hay inmuebles donde hay apenas seis empleados, según lo recogido por las centrales sindicales.

El objetivo de la operadora es sacar rendimiento a esos edificios porque no tiene sentido tener estos inmuebles vacíos. El plan pasa por cerrar hasta 140 del total de casi 400 y poder alquilarlos o venderlos y obtener ingresos para inversiones en los otros edificios que quedarán abiertos en esas capitales de provincia. La operadora se ha comprometido a presentar en el primer semestre del año un Mapa Territorial que incluya las actividades deslocalizables por provincias.

Fuentes de Telefónica no han comentado la noticia y han señalado que «estamos en un proceso de analizar y promover la oportunidad de una mayor concentración de las personas trabajadoras en capitales de provincia y núcleos poblacionales importantes, permitiendo a su vez proporcionar actividad a grupos estables más numerosos que facilite la gestión, colaboración y coordinación. Y por supuesto todo ello desde una óptica de eficiencia y sostenibilidad. No tiene sentido edificios con poca gente».

Hasta 3.000 bajas voluntarias

Este plan de la operadora está incluido en el Plan Social que está negociando con los sindicatos en paralelo con el proceso de bajas voluntarias abierto para reducir la plantilla del grupo en España en casi 3.000 personas. Es un nuevo Plan de Suspensión Individual de empleo (PSI) que incluye el 68% del salario para los del año 1967 y el 65% para los nacidos con anterioridad.

Telefónica ha ido ampliando poco a poco durante la negociación la cifra de personas que podían acogerse al plan y el porcentaje del salario. Sin embargo no ha llegado hasta los que piden los sindicatos, la universalidad, para que todo el que quiera pueda irse de la empresa. Como suele suceder en estos procesos, Telefónica se ha reservado el derecho de evitar que departamentos importantes se queden sin trabajadores.

Con respecto a la prórroga del convenio colectivo, Telefónica mantiene su propuesta de una subida del 1,5% de la masa salarial y garantiza que no se produzca una pérdida del poder adquisitivo para 2023, mantiene la cláusula de garantía salarial para el periodo 2019-2022 y su compromiso de incorporar a 400 profesionales. Los sindicatos tienen ahora que aprobar en sus organizaciones esta última propuesta de la operadora.

Lo último en Economía

Últimas noticias