Huelga del taxi

Los taxistas contratan un catering para celebrar su sexta jornada de huelga con una gran paella

Los taxistas contratan un catering para celebrar su sexta jornada de huelga con una gran paella
La sexta jornada de huelga del taxi acoge una paella. EFE

 Tras pasar toda la semana apostados frente al recinto ferial de Madrid (Ifema), los taxistas de la capital han optado por dedicar la sexta jornada de su huelga indefinida a dar una tregua en sus acciones de protesta, reencontrarse con sus familias y recuperar fuerzas con una paella multitudinaria.

Mientras que en jornadas anteriores los taxistas han protagonizado cortes de tráfico en la M-40, sentadas en la estación de Metro de Feria de Madrid o sonoras manifestaciones a las puertas de Ifema, hoy la avenida de la Capital de España, campamento base de los profesionales declarados en huelga, ha sido el escenario de un "día familiar" en toda regla.

"Queremos demostrar que los taxistas no somos vándalos ni somos un sector que pretenda masacrar a los demás (…) somos seres humanos que buscamos defender nuestro trabajo", ha declarado a Efe el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz.

A estas alturas, el colectivo no puede celebrar victoria alguna en su pulso con la Comunidad respecto a la regulación de los vehículos con arrendamiento de conductor (VTC), pero los numerosos taxistas que han pasado la semana acampados en este enclave se han llevado la alegría de ver a sus familiares, en muchos casos por primera vez en seis días.

Familiares que apoyan la huelga

"Lo estoy llevando fatal", confesaba Nieves, mujer de un taxista, que comparte la lucha del sector porque "es muy triste llegar a fin de mes y ver que no puedes pagar", informa Efe.

Ha admitido, asimismo, que le molesta la noción de que los taxistas viven "fenomenal", y asegura que su cónyuge "ve a sus hijas media hora al día" por los turnos de trabajo que lleva.

Mari Carmen Montes, hija y hermana de taxistas, manifestaba su preocupación ante "las cosas que dicen en el colegio" de sus hijos, a los que no ha dejado ver la televisión estos días "porque la imagen que podrían llevarse no es verdad".

Los taxistas contratan un catering 

El reencuentro de estas familias se ha producido en torno a dos carpas en las que una empresa de catering contratada por las asociaciones de taxistas ha cocinado 5.000 raciones de paella mixta, para las que se han utilizado 600 kilos de arroz, 500 de pollo, 480 de costilla de cerdo y 300 de marisco.

Desde las 14.00 horas se han repartido platos de arroz tanto a los taxistas y familiares congregados en el lugar como a los viandantes y visitantes de la feria de turismo Fitur (que se celebra en Ifema desde el miércoles) que pasaban por allí.

Huelga de hambre

Sin embargo, no todos se han dado el gusto de comer una ración de arroz. Los ocho taxistas que se declararon en huelga de hambre a las 10.00 horas de ayer se han mantenido ajenos al ágape, guardando reposo en el improvisado campamento que se les ha instalado junto a una de las bocas de Metro de la avenida.

Resguardados por tres caravanas, una furgoneta y una tienda de campaña, estos taxistas han pasado una noche "algo dura", según ha contado a Efe uno de ellos, Marcelo Pérez, dado que no han podido disponer de suministro eléctrico ni, por ende, de calefacción de ningún tipo.

Mientras tanto, la solución al conflicto no termina de asomar. El preacuerdo para regular los VTC suscrito ayer por la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, que planteaba los límites a la precontratación de VTC en términos de espacio, y no de tiempo, fue rechazado rotundamente por los taxistas, que lo consideraron "una anécdota o una burla".

Lo último en Economía

Últimas noticias

. . . . . . . . .