Motor

El sector del automóvil descuenta un hachazo fiscal en 2021 que disparará los precios un 15%

Filomena pone en jaque al automóvil: el 20% de las fábricas suspenden turnos por el temporal
Filomena pone en jaque al automóvil: el 20% de las fábricas suspenden turnos por el temporal

El Gobierno de Pedro Sánchez no parece estar dispuesto a solucionar el hachazo fiscal que va a asestar el alza del impuesto de matriculaciones al sector de la automoción a partir de enero de 2021. En concreto, el Ejecutivo ha tumbado este miércoles en el Pleno del Congreso de los Diputados la enmienda a los Presupuesto Generales del Estado (PGE) del Partido Popular -dirigido por Pablo Casado- al Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte (IEDMT) para evitar que el precio de los coches se dispare.

OKDIARIO ha tenido acceso a la enmienda que ha presentado el grupo parlamentario popular en el Congreso, que ha solicitado la modificación del artículo 70 de la Ley 38/1992 de Impuesto Espaciales. Una disposición que recoge una de las demandas más repetidas en los últimos dos años por las patronales del sector de la automoción tras conocerse la nueva normativa europea de emisiones.

«Vemos muy lejos que el Gobierno de Pedro Sánchez neutralice el impacto del alza del impuesto de matriculaciones en el precio».

En concreto, el impuesto de matriculación se calcula por emisiones de CO2 y los populares proponen 0% para los vehículos que emiten menos de 144 gr/km de CO2, 4,75% entre 144 y 192; 9,75 de 192 a 240 y 14,75% de 240 en adelante. Una propuesta similar a la presentaron las patronales del sector de la automoción a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

«La entrada en vigor de este nuevo procedimiento supondrá un aumento en el valor de emisiones oficial ya que el nuevo procedimiento WLTP es un 20% superior al vigente».»De no corregirse, esta modificación de carácter estrictamente técnico, en España el impuesto de matriculación se vería inmediatamente, y además, para muchos modelos supondría perder la actual bonificación del impuesto de matriculación», explican los populares en la disposición.

La salida de esta situación, fruto de la evolución de la pandemia y de la crisis económica asociada, se dificultará a partir de enero de 2021 por la subida del Impuesto de Matriculación.

Además, avisan de que «el Plan de la Cadena de Valor de la Industria de la automoción, ya incluye como medida una reforma integral de la fiscalidad sobre los vehículos en coordinación con las Administraciones Territoriales». «Por lo tanto, debe avanzarse en implementar esta revisión y evitar ahora un impacto fiscal parcial motivado por una modificación técnica», a la que otros países europeos ya han encontrado solución.

Neutralizar el impacto en el precio

Ante esta negativa, el sector de la automoción ha explicado a este diario que ven «muy lejos que el Gobierno de Pedro Sánchez neutralice el impacto del alza del impuesto de matriculaciones en el precio, tras tumbar la enmienda del Partido Popular», a pesar de que Maroto dijo en la Mesa de la Automoción -celebrada el pasado 23 de noviembre en Zaragoza- a las patronales que trabaja para evitar este alza impositiva. Un escenario que ha provocado un guerra abierta en el Gobierno de Pedro Sánchez.

La mitad de los vehículos que se vendan en 2021 verán incrementada su tributación en el momento de la compra por la entrada en funcionamiento de la normativa de la Comisión Europea (CE) WLTP.

No obstante, no es la primera vez que la ministra socialista se compromete a estudiar los efectos de esta orden de la Comisión Europea (CE), ya que en el mes de enero Maroto iba a empezar una serie de reuniones con las principales patronales del sector que lastró la crisis del coronavirus.

«La salida de esta situación, fruto de la evolución de la crisis del coronavirus  y sus efectos derivados en la economía, se dificultará a partir de enero de 2021 por la subida del impuesto de Mmatriculación. La mitad de los vehículos que se vendan en 2021 verán incrementada su tributación en el momento de la compra por la entrada en funcionamiento de la normativa de la Comisión Europea (CE) WLTP», critican fuentes del sector de la automoción.

Además, dicen que «la norma europea no busca incrementar la fiscalidad sino medir mejor las emisiones dentro del sector de la automoción, pero en España sí implica una subida del impuesto de los vehículos del 5%-que impacta de lleno en el precio-«. Un escenario que otros países como Francia y Portugal ya han solucionado, tras aprobar una serie de modificaciones para que el WLTP funcione sin elevar los impuestos.

Incremento del precio 

Este posible hachazo fiscal llega en un contexto de crisis económica provocado por los efectos de la crisis del coronavirus, que ha hundido la confianza de los consumidores y lastrado la demanda, que incluso podría situarse en los mismo niveles que en 2020 por la subida del precio de hasta un 15%. Un escenario que empeoraría la situación del sector de la automoción.

«Es necesario concretar un plan de ayudas que supongan su rápida recuperación y reactivación y salvar impactos imprevistos que dificulten aún más la salida. Necesitamos que se corrija la subida del impuesto de matriculación antes del 1 de enero para que la industria y el sector de la automoción puedan trabajar y ser el impulsor de la economía española que siempre ha sido y será», concluyen.

Lo último en Economía

Últimas noticias