Industria

El impuesto de matriculación hace que UGT explote contra Ribera: «Pone en riesgo el empleo»

El sindicato próximo al PSOE se rebela contra la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien según ellos no debería poner impuestos a la industria ya que las gestiones tendría que hacerlas Reyes Maroto, la ministra del ramo.

Teresa Ribera
La vicepresidenta y ministra Teresa Ribera. (Foto: PSOE)

El sindicato UGT, muy próximo al PSOE, se ha manifestado muy enérgicamente en contra del nuevo impuesto de matriculación vinculado a las emisiones y ha criticado con fiereza a Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra de Transición Ecológica.  UGT ha dicho que «pone en riesgo a un sector muy afectado por la pandemia de covid-19 y que da empleo a más de dos millones de trabajadores en nuestro país».

UGT ha enviado un comunicado duro este sábado donde ha dicho que el nuevo impuesto de matriculación tendrá «un efecto muy negativo» para el conjunto del sector, tanto en lo que se refiere a la fabricación de vehículos como a su propia venta, al gravar el precio de estos entre 800 y 1.100 euros.

Con esta medida, «se pone en riesgo no sólo a las plantas productoras y a los concesionarios, sino también al tejido industrial y al propio empleo», ha lamentado UGT.

Ribera no debería elegir

A continuación, UGT ha enviado una andanada a la ministra Ribera, colocada por el PSOE que es el mismo partido al que está vinculado UGT. El sindicato dice que el Ministerio de Transición no conoce el sector con la misma profundidad que el de Industria, que es quien «verdaderamente debería gestionar todo lo que incumbe a la fabricación de automóviles» y trasladarle los riesgos de adoptar una medida de estas características, informa Efe.

Según el sindicato, existen ejemplos en otros países que, en las actuales circunstancias de pandemia, han sabido adecuar los impuestos de sus industrias para que la repercusión en el sector automovilístico no agrave aún más una situación de crisis que ha desplomado los niveles de ventas en un 31 %.

UGT ha defendido que haya vehículos verdes y de cero emisiones, pero que se haga la transicíon de manera ordenada y coherente

UGT ha defendido la necesidad de ir hacia vehículos verdes y 0 emisiones, pero «siempre bajo el prisma de hacerlo con una transición ordenada, justa y coherente» porque, si no, al final lo que se está consiguiendo es poner en riesgo al conjunto de un sector, implantado en todo el territorio nacional.

El sindicato ha reiterado su demanda a Industria para empezar a trabajar en la Mesa del Sector Automovilístico, paralizada hasta ahora, para avanzar «de forma consensuada» en la adopción de las medidas necesarias para superar el actual intervalo de crisis y «poder situarnos en una posición aventajada en el contexto industrial europeo y mundial».

En ese sentido, ha recordado que sus 23 propuestas trasladadas en su día al Gobierno van precisamente en la línea de potenciar el sector automovilístico como motor industrial del país y generador de empleo de calidad y con derechos.

Golpe al automóvil

La crisis del coronavirus ha asestado un golpe sin precedentes al sector automovilístico español, que acumula una caída de las matriculaciones del 37% hasta octubre. No obstante, a este lastre se suma la subida generalizada del impuesto de matriculación que entrará en vigor el próximo 1 de enero por la finalización de la prórroga que minimizaba hasta final de año 2020 el impacto de los nuevos niveles de contaminantes y de emisiones de CO2 ordenados por la Comisión Europea (CE), más conocidas como WLTP.

Ante este escenario, fuentes del sector han explicado a OKDIARIO que «este alza impositiva va a afectar de lleno a las ventas del sector, en un contexto de caída del mercado por el impacto de la pandemia, lastrando la confianza del consumidor y generando mayor incertidumbre ante la subida de los precios de los coche». No obstante, aseguran que están trabajando para neutralizar el impacto del impuesto sobre el consumidor y piden al Ejecutivo de Pedro Sánchez medidas similares a las de Francia o Portugal, donde ya han resuelto el problema.

«Estamos preocupados, ya que el 50% de los modelos nuevos van a tener pagar el Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte (IEDMT), cuando ahora no lo pagan ni el 20%, lo que hará que un importante porcentaje del mercado automovilístico español incremente su precio, como mínimo un 5% -el primer tramo-«, explican.

Los clientes que acudan a un concesionario a comprar un coche el 31 de diciembre lo harán más barato que el 1 de enero, lo que genera mucha indefinición en el sector

Por lo tanto, los clientes que acudan a un concesionario a comprar un coche el 31 de diciembre lo harán más barato que los que lo hagan a partir del 1 de enero. Ante esta situación, el sector critica que «la indefinición de esta adaptación está teniendo un impacto negativo en el mercado, en especial en las flotas y el Ejecutivo no debería permitir que se prolongue más en el tiempo el problema del impuesto». Sin embargo, el tiempo se agota y, a falta de una decisión por parte del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo -cartera de Reyes Maroto- sobre la nueva norma.

Lo último en Economía

Últimas noticias