Sector automóvil

Sánchez sin respuesta ante el desafío de Macron: el 40% de las fábricas de coches de España son ‘marca Francia’

Concretamente, siete factorías de las 18 que hay en España pertenecen a fabricantes automovilísticos franceses

Pedro Sánchez y Emmanuel Macron.
Pedro Sánchez y Emmanuel Macron.

Emmanuel Macron ha iniciado la ofensiva para repatriar la producción de vehículos de las marcas francesas con 8.000 millones de euros sobre la mesa para paliar el efecto del coronavirus en el sector, pero estas ayudas no serán gratis. Para conseguirlo, las políticas del Eliseo pasan por enviar a Francia la producción de los modelos eléctricos de Renault y PSA.

Mientras, el Gobierno de Pedro Sánchez sigue sin dar respuesta al desafío del presidente galo. «La implantación de la marca francesa es muy potente en España», han asegurado fuentes de Renault a OKDIARIO y explican que «el 40% de las plantas automovilísticas españolas son marca Francia».

En juego: siete factorías

Concretamente, siete factorías de las 18 que hay en España pertenecen a fabricantes automovilísticos franceses. Renault cuenta con cuatro plantas en España: dos en Valladolid, una en Palencia y otra en Sevilla. Factorías que dan empleo a más de 11.600 personas de forma directa. Por su parte, el Grupo PSA produce más de 930.000 vehículos al año en sus fábricas de Vigo, Madrid y Zaragoza.

La ‘marca Francia’ no solo ocupa un lugar importante en la producción, sino también en el nivel de ventas en España, que superan el 40%. «Se trata de un mercado muy potente para el sector del automóvil español, ya que solo Renault-Dacia alcanza un 12% de las ventas», calculan.

El desafio galo a Sánchez

Las amenazas de Macron ponen en riesgo estas cifras. Un desafío al sector automovilístico español que comenzó hace varias semanas por parte del ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire: «La industria automovilística francesa se ha deslocalizado demasiado y debe echarse atrás».

El Gobierno de Francia ha lanzado un mensaje contundente a los principales grupos automovilísticos galos: si quieren acceder a las ayudas públicas francesas tendrán que frenar su deslocalización y retomar la producción dentro de las fronteras del país.

Una situación que pilla a Sánchez sin fecha ni cifras sobre el plan para rescatar el automóvil. Han pasado ya tres semanas desde que la automoción presentó al Gobierno un plan de choque con medidas a corto plazo para reactivar la demanda, asegurar la liquidez del tejido empresarial y ahondar en medidas de flexibilidad laboral con un objetivo principal: evitar la caída libre del sector.

España a la cola de Europa en medidas

En la reunión de las cuatro patronales del sector automovilístico con la ministra de industria, Reyes Maroto, para diseñar un plan conjunto de medidas con el objetivo de relanzar el automóvil, José Vicente de los Mozos, presidente de Anfac, avisó de la importancia de «tomar el ejemplo de otros países europeos, que ya están poniendo en marcha estas medidas».

Además resaltó el valor de «lanzar un mensaje, a las casas matrices internacionales, de que España es un país que se preocupa por su industria de automoción, que cuida sus fábricas y vela por su mantenimiento y competitividad».

10% del PIB 

El sector del automóvil representa el 10% del Producto Interior Bruto (PIB) y un tejido productivo del que dependen miles de empleos, que se traducen en el 9% de la población activa en España. Además la industria de la automoción es la mayor exportadora de la economía española.

Pero si hay un sector donde el coronavirus está golpeando con fuerza ese es el automóvil. El parón en la cadena de suministros y el miedo a la propagación de la pandemia obligó a frenar en seco la actividad de los fabricantes. ¿El resultado? Una fuerte caída de los datos de matriculaciones en los primeros meses de confinamiento. Concretamente, en marzo y abril se dejaron de producir 200.269 vehículos.

Lo último en Economía

Últimas noticias