Prohibir el ‘fracking’ en España hará volar 40.000 millones de euros y 260.000 empleos

Fracking
Plataforma de extracción de Shale Gas. (Foto: Getty)

La formación independentista catalana ERC lleva al Congreso una iniciativa para prohibir por Ley la técnica de fracturación hidráulica (fracking) para la extracción de hidrocarburos en España. El partido que dirige Oriol Junqueras negocia con PSOE y Podemos el apoyo a una iniciativa parlamentaria que será presentada este martes en el Congreso de los Diputados.

La propuesta legislativa es el primer paso para mandar al ostracismo este tipo de técnica de producción de petróleo, estableciendo una “moratoria” que entrará en vigor “de forma inmediata” y que supondrá la paralización de todos los proyectos que están en marcha o en trámite de aprobación.

ERC negocia con PSOE y Podemos prohibir por Ley la fracturación hidráulica

Según los cálculos que hace la plataforma Shale Gas, esta prohibición tendrá un grave perjuicio para España, tanto en términos de ingresos públicos como en materia de inversiones y creación de puestos de trabajo. Las estimaciones más conservadoras de la presidenta de esta organización, María Jesús Gallego, apuntan a una inyección de 40.000 millones de euros y 260.000 empleos.

Todo ello sin contar el dinero que ahorrarían hogares y empresas en sus facturas si se potenciara esta técnica de extracción, en lugar de prohibirla. España es una isla energética con una dependencia del exterior de más del 70%, lo que provoca, junto con la fiscalidad, que los españoles tengan una de las facturas energéticas más altas del mundo.

El caso de EEUU es paradigmático, ya que gracias al fracking el país ha logrado una reducción del precio del gas que ha alcanzado el 70% en el último lustro, lo que le ha permitido, además, ser energéticamente autosuficientes. El precio del gas en Europa es cuatro veces mayor que en EEUU.

La canadiense BNK, a la espera de autorización

Existen varias empresas que están a la espera de lo que decida el Parlamento, como la compañía canadiense BNK, que pretende comenzar las primeras prospecciones en Burgos a lo largo de este año para extraer gas mediante el fracking, e iniciar su explotación comercial en 2020. La empresa está pendiente de que las autoridades le autoricen para realizar los sondeos mediante las preceptivas declaraciones ambientales.

Petróleo
Una planta de extracción de crudo. (Foto: GETTY)

Además de BNK, hay 70 proyectos que tienen licencia de exploración y hay otras 60 peticiones a la espera de autorización en España. La región con más potencial de desarrollo es la cordillera cantábrica.

Los estudios elaborados por Shale Gas apuntan que el desarrollo de esta industria en España permitirían obtener recursos para el consumo de gas en España durante unos 70 años, teniendo en cuenta los actuales consumos de familias y empresas.

Lo último en Economía