Miguel Borra

El presidente de CSIF: "El PSOE ha usado las empresas públicas para colocar amiguitos"

1 de mayo
Miguel Borra, presidente de CSI-F | 1 de mayo

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha revalidado su victoria en las elecciones celebradas este miércoles en la Administración General del Estado, así como en el ámbito de la Justicia. OKDIARIO ha hablado con Miguel Borra, presidente del sindicato que, entre otras cosas, ha criticado las puertas giratorias en las empresas públicas, y ha apuntado a Pedro Sánchez… aunque sin excluir al resto de partidos.

Pregunta: ¿Qué valoración hacéis de los resultados?

Respuesta: Estamos muy contentos porque se elegían muchísimos delegados en muchísimas unidades electorales en toda España. Teníamos elecciones de la Administración de Justicia y de la Administración General del Estado. En las dos partíamos de ser los primeros y el seguir manteniendo los resultados con tanta diferencia es muy positivo.

P: ¿Os lo esperabais?

R: Sí, porque hemos hecho un trabajo muy serio. Nuestros compañeros han sabido valorar la defensa que hemos hecho de sus condiciones laborales con los gobiernos -que nos da igual del signo que sea-. Nosotros hemos estado reclamando todo lo que hemos creído necesario para con nuestros compañeros y nos hemos visto con el refrendo en una situación muy compleja.

P: ¿Por qué compleja?

R: Pues porque nuevos sindicatos, sobre todo vinculados a interinos, teníamos también el problema de los sindicato que había salido vinculado al movimiento de camisetas negras en prisión, teníamos a UGT, que se había unido a ACAIP… Sin embargo, a UGT le hemos sacado más de cien delegados. Hemos conseguido también que USO se haya caído de la mesa, ya que han bajado en más de 150 delegados, y ha sacado menos de un 5%.

Estamos satisfechos. Hemos mandado ya una carta de agradecimiento a todos nuestros compañeros, y hemos dejado muy claros nuestros objetivos y reivindicaciones para los próximos años. Ya estamos trabajando, como no podía ser de otra manera.

P: Las negociaciones para la formación de un nuevo Gobierno están en marcha. ¿Qué esperáis que suceda?

R: Lo primero que se forme un Gobierno, porque el hecho de estar sin Gobierno, con la Administración en situación de interinidad nos hace no tener un interlocutor con el que negociar. Segundo, es que vamos ya muy, muy justos para tener unos Presupuestos 2020; y estamos ya con presupuestos prorrogados. Desde luego, nosotros lo que haremos con el nuevo Gobierno es ofertarles un acuerdo de legislatura 2020-2023.

Queremos seguir con la estabilización de las plantillas, queremos ver los problemas que tenemos, sobre todo en la Administración General del Estado, con la pérdida de 20 puestos de trabajo al día durante los últimos ocho años. O sea, hemos perdido 38.000 puestos de trabajo en ocho años. En los próximos cinco años, además, se nos van a jubilar 32.000 compañeros, y estamos hablando de una plantilla de 200.000 personas, a los que se les ha reducido un 35% de la plantilla.

Hay una serie de cuestiones de primerísimo orden, y necesitamos un Gobierno para sentarnos a hablar con ellos.

P: ¿Buscáis un Gobierno moderado?

R: Lo que queremos es un Gobierno realista y con ganas de trabajar. Desde luego, los pactos políticos a nosotros se nos escapan, pero sí que nos preocupa mucho que se hable tanto de sillones y tan poquito de futuro y de las cosas que este país necesita. Nos encontramos ante una situación muy complicada, pero nosotros no vamos a entrar en quién queremos que sea o quién queremos que deje de ser. Queremos que se forme un Gobierno que se siente a hablar de las cosas que realmente le importan al ciudadano.

P: Se ha criticado al PSOE por haber lanzado ofertas de empleo público por su electoralismo. ¿Cómo lo veis?

R: Esto viene de los acuerdos que teníamos firmados con el Gobierno de Mariano Rajoy, que firmamos con el ministro Montoro. El último el 8 de marzo de 2018. Es decir, esas plazas estaban ahí. Y lo primero que tienen que saber todos los ciudadanos es que esas plazas no implican más empleo. Lo que hacen es que, aquellas plazas que están siendo ocupadas de manera precaria por personal que no tiene estabilidad en el puesto de trabajo, pues sacar esas plazas para que la gente pueda estabilizar. Pero en ningún caso esos acuerdos implicaban incremento de empleo.

En la última oferta pública de empleo de Administración General del Estado (AGE) hemos conseguido que haya más de 2.000 plazas de creación de empleo neto. Pero es que se habían perdido 38.000 en los últimos ocho años.

Sabemos que a veces los políticos nos utilizan de manera electoral, y esa es otra de las cosas que queremos hablar con ellos; de la despolitización de la Administración Pública. Nosotros tenemos que llevar nuestro ritmo, independientemente de los ritmos políticos. Porque si no, estamos ahí siempre vinculados a medidas electorales que escapan de nuestras necesidades y las de los ciudadanos con los servicios públicos.

P: El PSOE de Sánchez cambió a varios presidentes de empresas públicas. ¿Cómo se valora eso desde CSIF?

R: Una de las propuestas que hacemos es que hasta el puesto de director general sea por carrera profesional. Es decir, que hasta los directores generales se elijan por igualdad, y que no sea un puesto político. Si tú como director general lo eliges así, se escaparía del ciclo político.

Nosotros nos hemos reunido antes de las elecciones con todos los partidos políticos y lo proponemos sin que ninguno nos diga que sí. Ninguno quiere dejar de nombrar a sus amiguitos.

P: ¿Como ha hecho Sánchez?

R: Sí. Sánchez ha colocado a sus amiguitos en empresas públicas. Pero no es el único. Fíjate, que he leído en algún medio de comunicación los planes de algún que otro partido político para colocar en el Ayuntamiento de Madrid a todos los que se han quedado sin puestos de trabajo. Pero vamos, que esto lo hacen todos los partidos en todos los sitios. Es una pena.

Lo último en Economía