Percentil: una ‘start up’ española para ahorrar 60 millones de euros en ropa

Percentil
Página web de Percentil.

Todo empezó en casa de Lourdes y Daniel. Dos gemelas les dieron el nombre de padres y se sumergieron en la aventura de cuidar a dos niñas a la vez, con todo lo que ello implica: además de la ilusión y la felicidad, los niños traen consigo muchos gastos en comida, pañales y ropa. Una ropa que, como a todos los niños, al poco tiempo les queda pequeña. Es aquí donde surge la idea de crear una empresa para dar una segunda vida a la ropa que no usamos y así, ahorrar más de lo que uno se pueda, tanto comprando como vendiendo. En 2012 nació Percentil.

“Tenemos mucha ropa en los armarios sin usar. Tiramos más de 8 millones de toneladas de ropa en Europa. Esta ropa debe de ser usada y en Percentil le damos una forma cómoda a la gente de vender su ropa y a otras personas, la opción de comprar ropa casi nueva”, explica a OKDIARIO Luis Ongil el tercer fundador de la compañía y motor de esta empresa.

Y es que comprar ropa de etiqueta en su página web supone un ahorro de entre el 70 y el 80% en la compra de ropa. Algo que en números podría traducirse a un ahorro de más de 60 millones en las familias. “En una cesta de 50 euros un cliente puede ahorrarse más de 180 euros con nosotros”, asegura Luis.

Para los que solo quieren comprar, tienen más de 50.000 prendas en la sección de infantil “para todas las edades” y 20.000 de mujer. Tan solo por 6 u 8 euros puedes hacer un look para tus niños y por 12 o 15 para una mujer. Además, las opciones son más cada día: “cargamos unas 3.000 o 4.000 prendas en la web todos los días porque nos llegan entre 8.000 y 10.000 prendas diarias”.

Hay más de 30.000 marcas para elegir, aunque Zara, Mango y H&M son las que más presencia tienen en la web. “Hay que tener en cuenta que no son marcas blancas o low cost, es la ropa que siempre compran pero mucho más barata porque antes estuvieron en otro armario”. En Percentil, reciben de todo: “estamos recibiendo ropa un poco más cara de marcas como Gocco, Hakei, Calvin Klein, Benetton e incluso premium tipo Carolina Herrera, Armani, etc.”

Si vendes, ganas desde 3 hasta 80€

Todo tiene una explicación: llega ropa más cara porque así las vendedoras ganan más. “Las mejores marcas son Ralph Lauren, Nike, Benetton y las de gama premium porque llegamos a dar al vendedor el 80% de la ropa más cara”. 

Cada persona puede ganar desde 80 a 120 euros si manda ropa a Percentil. Lo único que tiene que hacer es pedir una bolsa en la web, que tarda unos días en llegar, llenarla de ropa -mínimo 10 prendas, máximo infinito- y desde la empresa la recogen gratis. “Sin moverse del salón ni lidiar con compradores, nosotros nos encargamos de todo. En pocos días filtramos y valoramos las prendas. Algunas, las pagamos por adelantado y otras según se van vendiendo en la web”.

Aunque claro, no todas las prendas se pagan al mismo precio. No es lo mismo un kilo de vestidos de Tommy Hilfiger que 1 kilo de H&M. “Puedes ganar desde 2-3 euros por prendas mas barata hasta 30-40 o incluso 80-100 euros por prendas que sean top o Premium”, indica Luis.

El dinero se ingresa por transferencia bancaria o puedes gastarlo en la tienda con un 10% de descuento.

Y de esta parte, Percentil se lleva un porcentaje, aunque depende de la venta final. “Nos llevamos desde el 20% por la ropa mas cara hasta un 80% por la mas barata del precio de venta, aunque nosotros pagamos todo lo que está asociado a la compra y la venta de la ropa por lo que al final nos quedamos muy poquito”, subraya Ongil. “Llevamos 4 años y hemos perdido mucho dinero financiado por inversores porque esperamos con mas volumen poder empezar a ganar algo de dinero”, indica.

El filtro: ropa “casi nueva”

No todas las prendas que llegan a Percentil acaban en la web. Algunas llegan con taras o desgastadas, y desde la empresa tienen que hacer un proceso de selección. “Es un chequeo exhaustivo de la ropa porque tiene que estar casi nueva. Ni con manchas, ni olor, ni desgaste visible”. Es decir, la que de verdad llega a venderse es “la típica ropa que tenemos en el armario que casi ni nos hemos puesto y realmente nunca nos pondremos o la que no nos sirve”.

La mitad de la ropa que reciben está en condiciones de venderse. De hecho, la mayoría repite: “más del 70% de las personas que nos venden o compran una vez”, afirma el fundador de Percentil.

Pero, si no sirve, ¿qué pasa con ella? “Hay dos opciones: la vendedora puede recuperarla pagando un pequeño coste de envió o si decide que no la quiere, nosotros nos deshacemos de ella con empresas de reciclado o bien donándola a alguna ONG con la que colaboramos”, explica Ongil.De hecho, ya han donado más d e 3 millones de prendas a organizaciones como Cáritas o Fundación Infancia.

Comprar ropa de segunda mano ayuda al planeta

“Solo fabricar unos jeans consume casi 3.000 litros de agua. Se consumen muchos recursos fabricando ropa y la mayoría se fabrica en Asia y vende en USA y Europa por lo que también se consumen muchos recursos en transporte y distibución”. Percentil sostiene que si se compra ropa de segunda mano, se ayuda al mediaombiente, ya que su uso continuo hace que “aprovechemos los recursos que se utilizaron para fabricarlos”.

A día de hoy, ya no solo venden en nuestro país. Francia y Alemania también son clientes habituales y ahora, Percentil va a desembarcar en Holanda. Su objetivo: llegar a ser la mayor tienda de segunda mano de Europa. Y de momento, no van mal encaminados: sus más de 700.000 clientes registrados y los 150.000 pedidos al año lo avalan.

Lo último en Economía