Desempleo

El paro registra en noviembre su mayor alza desde 2012 y se dispara a los 3,85 millones de desempleados

El mercado laboral sigue agonizando por los efectos que ha provocado la crisis del coronavirus en la economía y la inacción del Gobierno de Pedro Sánchez ante la destrucción de empleo -que comenzó el pasado mes de marzo coincidiendo con el inicio de la pandemia. El número de parados registrados en las oficinas de Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) -más conocido como el antiguo Inem- subió en 25.269 desempleados en el mes de noviembre, lo que se traduce en su mayor alza desde el año 2012 hasta situarse cerca de los 4 millones de parados en España.

El dato publicado por el Ministerio de Trabajo y Economía Social no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

Según los datos publicados este miércoles por el Ministerio de Trabajo y Economía Social -cartera de Yolanda Díaz- el penúltimo mes de año sufrió un alza del 0,6%, en comparación con el mes anterior hasta registrar niveles de 2012, cuando se incrementó en más de 74.000 personas. Un alza con el que la tasa de paro firma su segundo mes consecutivo con un repunte del desempleo, hasta alcanzar 3.851.312 desempleados, lo que se traduce en 653.128 desempleados más que el año anterior (+20,4%).

Por su parte, el Ministerio de Yolanda Díaz sigue negando la destrucción del mercado laboral y destaca que este aumento del paro está por debajo de la subida media registrada en los meses de noviembre dentro la serie histórica (+34.000 personas). También pone como excusa que el alza de noviembre ha sido prácticamente la mitad de la que se registró en octubre con casi 50.000 empleados más a la cola del paro.

En noviembre se registraron 1.449.810 contratos, un 17,8% menos que en el mismo periodo del año anterior, de los que 128.189 fueron indefinidos, el 8,8% del total y un 25,3% menos que en noviembre del año pasado, un dato que se ha visto lastrado por las restricciones a la hostelería, turismo y comercio en distintas comunidades autónomas.

El sistema perdió 11.832 cotizantes entre el 1 y el 30 de noviembre.

Además, el dato publicado por el Ministerio de Trabajo y Economía Social no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o reducción horaria como consecuencia de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), lo que haría que esta cifra fuese mucho más abultada por los efectos de las restricciones del Gobierno de Pedro Sánchez -que ha proclamado un segundo estado de alarma- para frenar los efectos derivados de la crisis del coronavirus. Una herramienta en la que Trabajo contabiliza un gasto que alcanza casi los 13.400 millones de euros desde abril hasta octubre.

Un escenario que ha provocado que el desempleo afecte de forma desigual por sectores en función del impacto de las restricciones a la actividad económica. Uno de los más afectados ha sido el turismo que ha arrastrado a la hostelería y el comercio.

De acuerdo con la serie histórica, que arranca en el año 1996, el dato del paro ha subido en casi todos los meses de noviembre, salvo en los años 2013, 2014, 2015 y 2018, cuando registró notables descensos. Su mayor alza en un mes de noviembre fue la de 2008 -año en el que comenzó la crisis financiera-, cuando subió en más de 171.000 personas. El año pasado, el paro aumentó en noviembre en 20.525 personas, ya que según los expertos España ya había registrado debilidades en su economía.

Seguridad Social

Por su parte, la Seguridad Social ganó en noviembre una media de 31.638 cotizantes en comparación con el mes anterior, lo que se traduce en una subida descafeinada del 0,2%, hasta situarse en 19.022.002 cotizantes, según datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones -cartera de José Luis Escrivá-. No obstante, si se atiende el dato de último día de mes, el sistema perdió 11.832 cotizantes entre el 1 y el 30 de noviembre.

El Ministerio ha defendido que se han recuperado ya más de la mitad de los afiliados que se perdieron en los momentos más duros de la pandemia. En concreto, se han recuperado 578.090 afiliados de los casi 950.000 que se perdieron entre el 12 de marzo y finales de abril. Aunque, tan sólo en el último año, la Seguridad Social ha perdido 354.877 trabajadores, lo que se traduce en casi un 2% menos.

Trabajadores en ERTE

Por su parte, el número de trabajadores en ERTE siguió aumentando en noviembre como consecuencia de los rebrotes del virus. Al cierre de mes la Seguridad Social registró 746.900 trabajadores en un expediente de regulación temporal de empleo, 18.487 trabajadores más en ERTE que en el mes de octubre y 40.650 más desde el final de septiembre.

«Esta cifra muestra una estabilización respecto a los datos de los meses anteriores, a pesar del incremento de las restricciones administrativas en buena parte de España por la segunda ola de la pandemia y ha sido compatible con el aumento de afiliación a la Seguridad Social en los últimos meses», ha destacado Seguridad Social.

Lo último en Economía

Últimas noticias