Los otros héroes de la crisis

Papumba, la aplicación educativa que quiere ser la gran aliada de los padres

Propone 500 juegos educativos en 18 idiomas para niño de entre dos y siete años

Papumba es una de las aplicaciones educativas líderes en el mundo. Está pensada para niños de entre dos y siete años. A través de este servicio por suscripción, disponible tanto en teléfonos y tablets Android como de Apple, millones de menores pueden aprender mientras se divierten con un catálogo de más de 500 juegos y actividades en 18 idiomas. Su sede está en Buenos Aires, Argentina. Sin embargo, tienen equipos multinacionales que trabajan por todo el mundo. Esta compañía tiene cinco años de recorrido. Hace dos, perfilaron su modelo y lanzaron la aplicación de Papumba por suscripción.

Sus tres fundadores son Gonzalo Rodríguez, Santiago Capurro y Pablo Capurro. Este último cuenta: «Nosotros, los tres fundadores, teníamos en la familia chicos en edad temprana, ya sean sobrinos, sobrinas, hijos…distintas situaciones de cada uno y somos emprendedores y siempre estamos buscando nuevos proyectos y cosas para hacer y la verdad que lo primero que veíamos era esa inclinación natural de los chicos hacia la tecnología, esa adopción temprana… Por otro lado, el contraste de la calidad del contenido de las aplicaciones que usaban, o sea, ver los ratos largos pasar frente a los celulares, jugando de repente con jueguitos de contenido 100% lúdico, sin aportarles ningún valor, además en ese momento el idioma era el inglÉs en la mayoría de las apps».

La internacionalización de la compañía es un factor clave: «Estamos presentes en cerca de 70 países del mundo, pero tenemos algunos mercados de más peso: Estados Unidos, Europa en su conjunto, China, Latinoamérica en su conjunto son los mercados donde estamos teniendo más presencia» precisa Capurro. Si hablamos de las personas que se encuentran disfrutando de sus beneficios educativos, su cofundador confiesa: «La suite de todas las apps que tenemos ya tiene más de 10 millones de descargas a nivel mundial en los distintos stores, tanto de Google como de Apple, incluso algunas apps nuestras están disponibles para Amazon, para tablets de Amazon y a nivel de la app de Papumba ya tiene cientos de miles de descargas y decenas de miles de suscriptores».

El carácter internacional es algo de lo que se sienten orgullosos, pero su cofundador no se quiere olvidar de que «tratamos en la medida de lo posible que la experiencia Papumba sea local y, al mismo tiempo, global, que nos permita la escala de ser utilizados en todo el mundo y la sensación para cualquier usuario de que está escuchando algo que fue creado para sí mismo».

Elementos diferenciadores

Pablo Capurro no tiene dudas y es consciente de que el principal elemento diferenciador de Papumba respecto a otras apps «es nuestro carácter educativo, digamos que si nos comparamos con las millones de apps que hay de entretenimiento, somos entretenimiento educativo y con tiempo de pantalla activa digamos, no pasiva». Además, amplía: «En la categoría de las apps educativas te diría que lo que nos diferencia es la búsqueda de una experiencia 100% personalizada para cada chico, aplicando los juegos a los intereses de cada uno de los chicos y la experiencia de uso corregida en base a lo que al chico le interesa y a sus capacidades del momento, ese es el principal diferencial de Papumba». Pablo Capurro quiere dejar claro que «buscamos de verdad llevar una opción entretenida para los chicos, al mismo tiempo formativa y que se adapte a sus particularidades digamos, a su edad, a su desarrollo cognitivo y a sus intereses».

Papumba vs Coronavirus

A Capurro le cuesta reconocer los aspectos positivos de esta crisis sanitaria a nivel mundial. Sin embargo, para Papumba en particular ha sido una oportunidad «La verdad es que el impacto para nosotros fue de un crecimiento acelerado, en términos de volúmenes de descarga, de tiempo de uso de la aplicación, de cantidad de sesiones de nuestros usuarios. Es decir en términos generales el impacto para nosotros fue netamente positivo».

Su cofundador asegura que es muy probable que, entre 2019 y 2020, «Papumba termine con un crecimiento superior al 100% en términos de volúmenes de suscriptores y de facturación» aunque puntualiza «de facturación incluso vamos a estar más cerca del 150% de crecimiento».

Esta aplicación por suscripción de cobro mensual, adaptado al mercado en el que se encuentre, quiere convertirse en una herramienta para los jardines de infancia. Pablo Capurro expresa: «Entendemos que Papumba es un complemento, no es un reemplazo… la tecnología debe ser usada cuando corresponde, para lo que corresponda y para lo que sea más útil y más beneficiosa».

Esta pandemia no ha frenado las proyecciones a futuro de esta empresa a la que todavía le falta mucho por conseguir, Pablo Capurro asegura: «Tenemos muchísimo por crecer en las soluciones que brindamos. Nosotros buscamos ser el partner de los padres y las madres en el principal desafío que tienen en sus vidas, que es educar y formar a sus hijos». Amplía: «Papumba va a crecer en ese sentido como plataforma, no sólo de experiencia de juegos educativos, sino también de otros tipos de experiencias de contenido, de ejercicio, de yoga en familia, de cuentos para la hora de ir a dormir… Vamos a crecer a nivel de plataforma».

Lo último en Economía

Últimas noticias