El ‘negro’ futuro de Correos: triplicará sus pérdidas en 2017 con Bruselas vigilando todos sus pasos

presupuestos
Furgonetas de reparto de Correos (Foto: Correos)

Las cuentas de Correos y Telégrafos están en plena caída libre y con menos inyección de dinero público procedente del Ministerio de Fomento. La empresa postal recibirá 120 millones de euros, frente a los 180 millones de 2016, es decir, la firma recibirá 60 millones de euros menos, según consta en los Presupuestos Generales del Estado 2017. Además, el Gobierno prevé que triplique sus pérdidas este año hasta los 166 millones de euros, frente al resultado negativo de 51,5 millones de 2016. Fuentes de la empresa han declinado hacer comentarios al respecto a OKDIARIO.

Nuevamente vuelven a sacarle los colores a Correos y Telégrafos por sus cuentas, hace apenas dos meses fue el Instituto Coordenadas el que señaló a la compañía postal como la menos rentable de Europa. Y no solo eso, su informe ‘Yellow. Evaluando Correos 2016’ afirmaba que “nunca en sus 300 años de historia la empresa ha tenido tantos expedientes abiertos por asuntos de competencia”.

Ayer Correos, empresa con 100% de capital público y dependiente del Ministerio de Fomento, conocía su partida presupuestaria para 2017. La firma liderada por Javier Cuesta Nuin va a recibir 120 millones de euros, es decir, 60 millones menos de los recibidos en 2016.

Una reducción presupuestaria a la que hay sumar la previsión de más pérdidas en sus cuentas durante este año. Según el Gobierno de Mariano Rajoy, Correos va a triplicar sus pérdidas hasta los 166 millones de euros, frente al resultado negativo de 51,5 millones de euros de 2016.

Desde Correos han declinado hacer declaraciones a este periódico sobre el recorte que ha sufrido su presupuesto o sobre las medidas que tomará para atajar los números rojos.

1.120 millones de euros de pérdidas entre 2011 y 2017

El ‘negro’ futuro de Correos: triplicará sus pérdidas en 2017 con Bruselas vigilando todos sus pasos
Cesta de Correos en las instalaciones de la empresa (Foto: Getty)

El informe del Instituto Coordenadas, liderado por Germán López Madrid, vicepresidente de CEIM, señalaba que entre 2011 y 2015 la Sociedad Estatal ha generado unas pérdidas de 876 millones de euros, “los peores datos de rentabilidad de Europa”. Si tomamos esta cifra y lo sumamos a las previsiones de 2016 y 2017 dadas por el Ejecutivo, las pérdidas ascenderían a casi 1.120 millones de euros.

Indican, además, que todas las sociedades del grupo han tenido pérdidas, a excepción de Telecom que arrojó un saldo positivo de 7,6 millones de euros. Una de las razones que se señalan en este informe es que Correos no ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y las oportunidades que brindan negocios tan boyantes como el comercio online. Según esta institución, el ecommerce ha crecido más de un 130% en España entre 2011 y 2016, sin embargo, las actividades de la firma amarilla “apenas crecen el 15% en este periodo”.

Es decir, Correos está dejando pasar el tren de oro para poder consolidar su crecimiento y asegurar de este modo su supervivencia en el tiempo.

Números rojos que ponen de manifiesto, según el mismo documento, que Correos no ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos. La institución defiende que “necesita una reforma urgente y medidas de diversificación” que le pongan en armonía con el resto de servicios postales de Europa. Al Instituto Coordenadas no le tiembla la voz al afirmar de manera tajante que la compañía amarilla “es la menos rentable” del Viejo Continente.

La compañía está organiza con la sociedad estatal Correos y Telégrafos, que es la encargada del servicio postal universal (SPU)Correos Express, que es la responsable de los envíos de paquetería; y Correos Telecom, que es la unidad encargada de la expansión en materia de comercio electrónico.

Es importante conocer la estructura de Correos para saber dónde va a parar la cuantía de dinero público que llega del Ministerio de Fomento. Recordemos que, a pesar de tener tres divisiones diferenciadas, la empresa pública solamente puede usar los fondos del Estado para el Servicio Postal Universal. Éste ha sido una de las razones que han puesto a la firma en el punto de mira de la Comisión Europea, como adelantó OKDIARIO.

Bruselas considera que Correos puede estar usando subvenciones públicas para hacer competencia desleal. Investiga si la financiación pública que ha recibido entre 2004 y 2010 viola la normativa comunitaria.

Amenaza de los sindicatos tras el recorte de 60 millones

El ‘negro’ futuro de Correos: triplicará sus pérdidas en 2017 con Bruselas vigilando todos sus pasos
Movilizaciones de los sindicatos contra los recortes de Correos Foto: CCOO

Tras conocerse el recorte de 60 millones de euros del presupuesto que recibirá en 2017, los primeros en levantar la voz han sido los sindicatos. CCOO ha rechazado esta reducción en la partida presupuestario y señalan que podría eliminar 20.000 empleos en toda España.

Regino Martín Barco, secretario general de CCOO-Correos cree que deja a la compañía en “una situación extrema” y asegura que, de aplicarse “el tijeretazo de 60 millones se abre la puerta a eliminar empleo y 3.000 puntos de atención, así como la desaparición del servicio postal público”.

Los sindicatos han planteado un Plan Estratégico 2017 – 2021 para “garantizar la viabilidad de Correos y sus 57.000 empleos”. Demandan incrementar la financiación del Servicio Postal Universal de los 120 millones actuales hasta los 230 millones.

Además, piden que se acabe con la dependencia de la carta, consideran que está en caída libre por la sustitución electrónica. Por ello, piden que se apueste por convertir Correos en un operador postal y logístico que obtenga un 55% de la facturación de la paquetería y la diversificación.

Precisamente, todos los puntos por los que apuestan los sindicatos están en el punto de mira de los reguladores de Competencia, tanto a nivel europeo como nacional. La financiación pública que va destinada exclusivamente al SPU, pero que no está desglosada en las cuentas de Correos lo que denota, según los funcionarios europeos, “poca transparencia”. Un hecho, que va íntimamente ligado a la apuesta por la paquetería, si la Sociedad Pública usa el dinero de los PGE para financiar las otras dos divisiones, estaría incurriendo en un delito de competencia desleal. Un escenario que, como decimos, es el que está estudiando precisamente Bruselas.

El sindicato ha amenazado con fuertes movilizaciones si Fomento no restituye el presupuesto que se destinará a Correos. “Sería un indicio de que el Gobierno aparca el proyecto postal de este país”, declaran.

Temas

Últimas noticias