Los funcionarios de la UE alucinan con la “poca transparencia” de la financiación pública de Correos

Correos
Furgonetas de reparto de Correos y Telégrafos.

A finales de 2016 Correos anunciaba que lanzaba “CityPaq”. A través de un acuerdo con Empark, la empresa pública instalará consignas de entrega en los aparcamientos para que los usuarios puedan recoger sus paquetes. Un servicio que ha hecho saltar de nuevo las alarmas de los técnicos de Competencia de la UE, desde Europa se investiga a Correos desde hace tiempo porque considera que puede estar usando subvenciones para hacer competencia desleal. “A Bruselas le sorprende la poca transparencia de las cuentas de la empresa”, confirman a OKDIARIO fuentes del sector.

El servicio que ha lanzado Correos tiene un funcionamiento parecido al de los “HomePaq”. “Es importante saber si estos nuevos servicios se están financiando o no con dinero público, un servicio, por cierto, que se está expandiendo a Teruel y La Rioja”, comentan las mismas fuentes.

Para entender bien cómo se financia Correos, hay que mirar su estructura. La organización de la empresa es precisa, está segregada en tres divisiones: la sociedad estatal Correos y Telégrafos, que es la encargada del servicio postal universal; Correos Express, que es la responsable de los envíos de paquetería; y Correos Telecom, que es la unidad encargada de la expansión en materia de comercio electrónico.

Solamente la primera unidad de negocio es la que está autorizada para hacer uso del dinero público que viene de los Presupuestos Generales del Estado. En ningún caso está permitido financiar a Correos Express y a Correos Telecom. Los reguladores españoles y la Comisión Europea consideran que la compañía puede estar usando las subvenciones para hacer competencia desleal, tal como avanzó OKDIARIO. Bruselas investiga si la financiación pública que ha recibido Correos entre 2004 y 2010 viola la normativa comunitaria.

En los últimos cinco años la aportación del erario público ha sido de 1.300 millones de euros, una suma que, sin embargo, no ha sido suficiente para dar oxígeno a Correos. Solo entre 2014 y 2015 ha recibido del Estado 698 millones de euros, fue en este último año la primera vez que vio aumentar sus ingresos en 6 años, la facturación llegó a los 1.765 millones de euros, un 2% más que un año antes. Este tímido crecimiento se vio impulsado por el e-commerce y por las citas electorales.

También la CNMC tiene sus ojos permanentemente puestos en Correos, el organismo regulador considera que los costes derivados de la aplicación del sistema “HomePaq”, buzones instalados en comunidades de vecinos que permiten la recepción y envío de determinados paquetes, no pueden financiarse con fondos del Servicio Postal Universal (SPU). Es decir, con los fondos que vienen del erario público.

Últimas noticias