Sector automóvil

El cierre de la fábrica de Nissan dejaría en la estacada a 3.000 empleados directos y 20.000 indirectos

El cierre de la fábrica de Nissan dejaría en la estacada a 3.000 empleados directos y 20.000 indirectos
Planta de Nissan

La industria del sector del automóvil español se la juega en los próximos días. En juego, el futuro de la planta de Nissan en Barcelona. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha sacado sus últimos cartuchos para salvar más de 3.000 empleos directos y otros 20.000 indirectos que están en peligro en la Zona Franca.

Nissan presentará este jueves su nuevo plan de reestructuración en Tokio, en el que previsiblemente se resolverá la incógnita sobre el futuro de su factoría de Barcelona, después de varios rumores que apuntan al cierre y al traslado de la producción a las fábricas de Renault. La decisión se conocerá, previsiblemente, este jueves.

En el aire: el 15% de la plantilla

Una estrategia a corto y medio plazo en la que se espera que se incluya una reducción del 20% de su capacidad productiva en Europa hasta el 2023. En este sentido, Nissan podría incluir el recorte de más de 20.000 puestos de trabajo en todo el mundo, lo que supone casi un 15% de su plantilla, con el objetivo de reducir costes y luchar contra la caída de sus ventas.

Según informó la agencia Kyodo, la firma automovilística está analizando la posibilidad de reducir su fuerza laboral en Europa, al tiempo que está racionalizando sus operaciones industriales, afectadas por la situación actual del mercado.

Por su parte, la compañía nipona ya avisó en el mes de julio de su intención de reducir su capacidad de producción global en un 10% y que llevaría a cabo un recorte de plantilla de 12.500 personas para finales de 2022. Un plan que se ha quedado corto tras el impacto del coronavirus en el sector.

«Nissan tiene futuro en España»

Mientras tanto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, niega rumores y asegura que Nissan «tiene futuro en España». Para convencer a los directivos de la firma nipona, el Ministerio de Industria les ha presentado un plan de incentivos que incumbiría a las tres administraciones implicadas: Gobierno, Generalitat de Cataluña y Ayuntamiento de Barcelona.

«Estamos trabajando en reforzar ese plan de inversiones para que el futuro de las plantas de Nissan en España esté garantizado y creemos que definitivamente podemos dar una tranquilidad a los trabajadores», ha reivindicado Maroto, ante el cierre inminente de la planta en Barcelona.

Por ello, la ministra ha insistido en que el plan propuesto a Nissan contempla inversiones y la petición de que la empresa dote a su planta de Barcelona de un nuevo modelo eléctrico, para así poder dar continuidad a la misma.

Mantener la fábrica es más económico que echar el cierre, dice el Gobierno

Si finalmente Nissan se va la firma nipona podría tener que hacer frente al pago de unos 1.000 millones de euros de costes asociados a gastos laborales y los derivados de los contratos por los terrenos que alquila en la Zona Franca, según la información que ha dado el secretario general de Industria y Pyme, Raúl Blanco, mientras que esta nueva línea de producto para Nissan supondría una inversión de unos 300 millones.

«Que Nissan sepa y le quede muy claro que irse de España y de Europa le va a salir mucho más caro que invertir en la planta de Barcelona, y por tanto, cerrar Barcelona no va a resolver sus problemas globales, sino lo que va a hacer es complicarlos», dijo Blanco, una argumentación que suena desesperada para mantener el futuro de la fábrica.

Los trabajadores en huelga desde el 6 de mayo

Ante el riesgo de perder sus empleos, los trabajadores convocaron el pasado 6 de mayo -en pleno confinamiento- una huelga indefinida que ha paralizado la planta de la Montcada, después de su reapertura para ensamblar un pedido de 1.700 pick up tras dos meses de parón por la crisis del coronavirus.

Pero ante la falta de los suministros de chapistería que se hacen en Montcada, la planta de la Zona Franca y Sant Andreu de la Barca también se han visto obligadas a parar su producción.

Lo último en Economía

Últimas noticias