Opinión

Madrid resiste y España gana

Carlos Entrena Palomero es presidente del Club Liberal Español

Madrid resiste y España gana
  • Carlos Entrena Palomero

El Covid-19 se ha cobrado en España la vida de alrededor de 40.000 compatriotas, aunque el gobierno de Sánchez e Iglesias es incapaz de contarlos exactamente. Tanta muerte fue debida, en gran medida, a la imprevisión y mala gestión sanitaria del gobierno socialista-comunista cuya primera decisión fue suprimir la libertad de los 47 millones de españoles, confinándolos en casa. Tras casi tres meses de estado de alarma, con la población separada de la familia, amigos y trabajo, la curva de contagios y muertes ha descendido vertiginosamente aunque el gobierno central pretende conseguir del Congreso una sexta prórroga del estado de alarma para mantenernos sin libertad. Sin embargo, es hora de volver a la normalidad, con prudencia, adoptando los medios de protección personales conocidos, por pura congruencia con la desescalada ordenada ministerialmente que permite salir a pasear, correr, y a trabajar, con limitaciones. Por lo dicho, no deben mantenerse la supresión de libertad y no debe prorrogarse más el estado de alarma.

Madrid es la Comunidad que con mayor gravedad ha sufrido, con 8.000 muertos, la falta de reacción sanitaria del gobierno de España. Fue en Madrid, capital, en donde el gobierno central convocó y celebró la gran marcha -oficial- feminista del 8 de marzo y, además, el aeropuerto de Barajas es la puerta de entrada a España para negocios y turismo interior durante los meses no estivales, sin que el Estado, al que corresponde la competencia sanitaria de fronteras, controlara las llegadas de viajeros.

Por el contrario, el Gobierno de Madrid respondió responsablemente, fue el primero en actuar ante la gravedad de la epidemia dando la voz de alarma, cerrando los colegios, adoptando las medidas importantes, como la creación del hospital provisional en el IFEMA que resultó un éxito, e importando elementos de protección personal que parecía algo imposible al Ministerios de Sanidad.

Ahora, a primeros de junio, se palpa en el ambiente de la capital la preocupación por la reactivación económica, el deseo de vuelta al trabajo, el afán de libertad y el ánimo de superación del miedo al virus. Con esta voluntad de recuperación Madrid va a resistir las equivocaciones del Gobierno de España y a sobrellevar los obstáculos adicionales que el Gobierno central pone al regional frenando el acceso al trabajo y retardando la actividad económica.

En Madrid ya se detecta la crisis económica en las peticiones de ayuda de alimentos pues, todavía, el Gobierno de España no ha pagado a muchos trabajadores inmersos en ERTE, pero, a pesar de todo ello, Madrid va a volver a ser el motor económico de España, tal como hace desde hace años, sin privilegios, siendo la Comunidad que más aporta al Presupuesto del Estado, por las siguientes razones:

1. Porque Madrid es una región abierta en el sentido en que hablaba el filósofo liberal Karl Popper y tiene gran prestigio internacional como destino de inversiones y lugar de residencia. Los ciudadanos de esta región no dudan en ejercer su libertad y exigirla. Es correcto protestar contra la reclusión abusiva que padecemos por el estado de alarma, auténtico estado de excepción, carente de base legal y de la previa autorización del Congreso de los Diputados (art. 116 CE).

No dudan los vecinos de Madrid de su identidad española y europea; quien viene de otra región es bienvenido y este espíritu abierto y hospitalario, tras el encierro sufrido, continuará y se verá incrementado.

2. El Gobierno de España pretende estigmatizar a Madrid reprochándole ser la región de entrada del virus Covid-19 en España, castigándola por tener un Gobierno no afín y manteniéndola cerrada durante más tiempo del necesario, frente al deseo razonado del gobierno de Madrid de avanzar a ulteriores fases de desescalada que permitan mayor actividad. Jurídicamente, retardar sin fundamento el avance de fases es una decisión arbitraria del Gobierno de España que carece de criterios objetivos previos y publicados y que, además, aplica con un Comité secreto de expertos. Contra dos negativas inmotivadas del Gobierno nacional, el gobierno de Madrid, acertadamente, ha recurrido en vía contencioso-administrativo ante el Tribunal Supremo.

La población madrileña ha entendido perfectamente que las decisiones del gobierno de Sánchez de mantener Madrid en fase de actividad mínima tienen una raíz política para desgastar al Gobierno de Madrid que no le es afín.

3. El Gobierno de Madrid ha demostrado que tiene liderazgo, capacidad de gestión y transmite confianza, frente al espíritu de la Moncloa que inyecta el «miedo al virus» en la sociedad y acusa al Gobierno de la Comunidad de querer avanzar «con prisas» en las fases de desconfinamiento afirmando que puede hacer “rebrotar” la epidemia. Sin embargo, el Gobierno regional hace bien en reclamar avanzar a nuevas fases de apertura porque dispone de datos sanitarios muy favorables y razones con rigor técnico. Son los números los que analiza el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, sea de fallecidos, contagiados, camas hospitalarias, UCIS libres, etc. Y son los datos los que permiten pedir avanzar a la normalidad, sin miedo, adoptando las medidas de precaución. Lo improcedente, por incongruente, es la teoría de Sánchez que permite a los españoles salir a «pasear» pero no ir a trabajar, y se limita a hablar sin aportar datos fiables.

4. Estamos cerca del final de una etapa muy penosa pero los grandes objetivos se alcanzan racionalmente con datos, medios y también psicológicamente. Aportar ánimo da seguridad y esperanza a la población. Tolstoi, en su obra Guerra y paz, describió la batalla de Borodino como sucesión de hechos confusos en donde nadie sabía a favor de qué bando se inclinaba el resultado y ganó el ejército que tuvo moral absoluta de victoria.

En Madrid hay liderazgo, gestión racional y ánimo para superar esta situación de epidemia y confinamiento y para superar los obstáculos del Gobierno de Sánchez. El Gobierno de Madrid dirigido por Isabel Díaz Ayuso está resistiendo, superando todo tipo de problemas y, al final, todos en España vamos a ganar.

Carlos Entrena Palomero es presidente del Club Liberal Español

Lo último en Economía

Últimas noticias