Los vecinos del Norte de Madrid anuncian movilizaciones contra Carmena por bloquear la Operación Chamartín

Manuela-Carmena
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Foto: GUETTY).

"Si es verdad que le ponen trabas al proyecto, tendremos que movilizarnos porque el 70 por ciento de los vecinos quiere que se haga. Tendrán que oírnos y recogeremos firmas si hace falta". Así de contundente se muestra el presidente de la Asociación de Vecinos Santa Ana de Fuencarral, José Coronado, ante la posibilidad de que el Ayuntamiento de Madrid tumbe la Operación Chamartín, ahora rebautizada como proyecto Castellana Norte.

El proyecto supondrá una generación de 3.400 millones de euros de ingresos fiscales para las tres administraciones que participan en la operación: el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Fomento. Sin embargo, la oposición de la alcaldesa de la capital al inicio de las obras pone en riesgo esta inyección de fondos en las arcas públicas y los 120.000 empleos que generaría.

"Si el Ayuntamiento ha dicho que el proyecto está muerto, nos lo tendrá que explicar a los vecinos"

El equipo de Manuela Carmena, tan dado a establecer procesos participativos con la ciudadanía, no ha contado con los vecinos para establecer la mesa de diálogo: "No nos han llamado a participar en esa mesa ni para hablar del Distrito Castellana Norte. Parece que no les interesa nuestra opinión", asegura Coronado.

Castellana Norte
Vista general del proyecto Castellana Norte.

La empresa Distrito Castellana Norte, formada por BBVA y la constructora San José, contempla la creación de un centro de negocios,17.000 viviendas, espacios verdes, equipamientos sociales, tres estaciones de Metro, dos de Cercanías y una vía para bicicletas de casi 13 kilómetros.

Sin embargo, el proyecto no sale adelante por la oposición del concejal de Urbanismo de Madrid, José Manuel Calvo. Aunque públicamente insiste en que se están produciendo avances en las reuniones mantenidas con el consorcio empresarial, la realidad es que ha paralizado el comienzo de las obras.

El 80% de los residentes, en contra de Carmena

Una decena de asociaciones de vecinos que representan los residentes de los distritos de Chamartín y Fuencarral- El Pardo, han publicado un manifiesto en el que piden a Carmena que apruebe definitivamente el plan y no lo obstaculice. Los vecinos, que suponen el 80% de los residentes afectados por la operación, han solicitado reunirse con la alcaldesa para intentar que entre en razón.

Las asociaciones no comprenden las razones por las que Carmena quiere “anular el plan de infraestructuras contempladas en el proyecto inicial”, que recibió las autorizaciones correspondientes en febrero de 2015, “sin haber esgrimido ningún argumento justificable”.

Coronado cree que el proyecto ampliaría las vías de acceso al barrio, que dejaría de estar aislado, y supondría una oportunidad para recuperar una zona degradada, por lo que se muestra indignado ante el bloqueo que el Consistorio madrileño está llevando a cabo contra la operación: "Si el Ayuntamiento ha dicho que el proyecto está muerto, nos lo tendrá que explicar a los vecinos. Y le va a ser muy difícil".

Lo último en Economía

Últimas noticias