Diésel

La ley ‘anti-diésel’ de Armengol hunde las ventas un 25% en Baleares, el doble que en toda España

La ley ‘anti-diésel’ de Armengol hunde las ventas un 25% en Baleares, el doble que en toda España

Se trata de un proyecto de ley que no ha entrado todavía en vigor pero ya ha provocado una caída del 25% en las matriculaciones, según datos del sector.

La nueva ley de cambio climático que se encuentra en trámite parlamentario en el Parlamento de Baleares no ha entrado en vigor todavía pero sus efectos ya se están notando en el mercado de matriculaciones de las islas, que está cayendo un 25% en los primeros 15 días del año, frente al 13% de caída que se registra en toda España. Estos datos facilitados por la patronal de concesionarios Faconauto son directamente achacables, según el sector, a la norma que se está preparando en las islas y que prevé que en 2025 ya no puedan matricularse coches diésel ni tampoco traerse de otras partes del país o de la Unión Europea.

Según han indicado fuentes de Faconauto a OKDIARIO, “va a afectar a todas las ventas de combustión y es la parálisis total del mercado. Es pretender generar un cambio con unos plazos imposibles”. En efecto, la ley es más comprensiva con gasolina e híbridos, para los que se dejaría circular hasta 2035, pro apenas deja seis años para dejat e vender y usar diéseñ que no estén previamente matriculados en Baleares.

Este año 2018, las ventas de diésel han caído un 35% acumulado, mientras las de gasolina crecieron un 6%. Además, la nueva ley dirigida por Francina Armengol es una uténtica norma anti-diésel.

Segun indican en Faconauto, “no hay diferenciación entre gasolina y diésel. Ambos se tratan como motores de combustión pero el diésel está además en una espiral negativa injustificada a pesar de que sus emisiones de NOx están muy poco por encima. El diesel esta teniendo un trato inusto en este proyecto de ley. Lo que defendemos es la neutralidasd tecnológica. La descarbonizacion es importante pero si un proyecto de ley no cumple plazos razonables los consumidores no podrán cumplirlo”.

También se critica la falta de presupuesto que por el momenyo tiene el proyecto de ley: “Si no incentivas los coches eléctricos y no hay presupuesto para que se produzca este cambio de tecnología, la ley no servirá. Es profundamente injusto y es un plazo irreal que puede provocar es un efecto contrario: que se matriculen más coches gasolina antiguos que emiten más CO2, el gas de efecto invernadero”.

La patronal que agrupa a las fábricas de coches españolas, Anfac, denunció este miércoles ante la Comisión Europea la citada ley, por actuar en contra de la ley de unidad de mercado española pero también de la “libre circulación de mercancías y de personas”

La ley provocaría que un coche homologado para moverse en toda la Unión Europea no pudiera ir por Baleares.

Según indicó Anfac, “pese a que restan aún seis años para la posible entrada en vigor de la prohibición, sus efectos graves se están haciendo notar ya. El anuncio de la tramitación del proyecto de Ley ha provocado que el mercado de venta de vehículos nuevos tenga un ritmo mucho menor en las islas Baleares, que tan solo ha crecido un 1,6% en 2018 frente a la media nacional, que lo ha hecho en un 7%. Esta medida supone, en la práctica, una prohibición de compra de vehículos diésel desde su misma entrada en vigor porque nadie en esa Comunidad Autónoma va a adquirir un vehículo en medio de tal incertidumbre y menos aún un diésel nuevo sabiendo que a partir de enero de 2025, no va a poder circular”.

Últimas noticias