La deuda sigue a la baja

El Ibex 35 cede los 7.500 puntos pese a nuevos estímulos monetarios y las subidas en Wall Street

Ibex 35
Parqué de la Bolsa de Madrid.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El Ibex 35, dio un último cambio en 7.445,7 puntos, retroceso del 0,84%, pese a la apertura alcista de Wall Street donde su principales índices avanzaban más del 1%. El parqué español se mostró ajeno a los nuevos estímulos monetarios que llegaron desde China y el Reino Unido. La devaluación del euro y la libra tomaron un respiro, pero el Ibex 35 acumula una racha de seis sesiones al a baja que le hacen cotizar en mínimos anuales.

Pekín vuelve a regar de liquidez el sistema para reactivar la economía llevando a la práctica una política monetaria expansiva, frente a la restrictiva que están realizando el resto de grandes economías mundiales.

El comunicado del Banco Central de Inglaterra (BoE) en el que asegura que hará «todo lo necesario» para evitar una mayor caída de la libra alivia a las divisas depreciadas contra el dólar al entender los inversores que los bancos centrales están dispuestos a intervenir si la devaluación continúa hacia mínimos históricos. El BoE ya ha realizado una intervención verbal y se asegura que realizará una subida de tipos si es preciso antes de su próxima reunión del 3 de noviembre.

El mercado siguió asimilando el resultado electoral en Italia con la victoria de Georgia Meloni y analiza ahora cómo puede estructurarse su gobierno de coalición con La Liga de Matteo Salvini y con Forza Italia de Silvio Berlusconi. OKDIARIO publicó que el Banco Central Europeo no está preocupado por las primas de riesgo al confiar en una «política ortodoxa» de Meloni. El vicepresidente del organismo, Luis de Guindos, aseguró que la economía italiana no se verá afectada por el nuevo ejecutivo.

Los nuevos alicientes y rebotes no taparon el difícil escenario para el mercado de valores después de que Wall Street cerrase el lunes con una caída superior al 1% que supuso la entrada del Dow Jones en mercado bajista al superar el 20% de caída desde los máximos anteriores. Así, caídas del 1,16% para el Ftse Mib, del 0,72% para el Dax 40, del 0,52% para el Ftse 100 y del 0,27% para el Cac 40.

De vuelta al Ibex 35, las mayores caídas las registraron Banco Sabadell, del 6,47%; Grifols, del 4,98%, y Merlin Properties, del 3,30%. Los mayores ascensos fueron para Acerinox, del 2,63%; Solaria, del 2,41%, y Repsol, del 2,38%.

Los inversores continúan vendiendo deuda y el interés de los bonos del Estado sigue al alza. La rentabilidad del bono español a 10 años llegaba al 3,39% con la prima de riesgo en 120 puntos básicos en la media sesión de los parqués en Europa. El rendimiento del bono de Italia al mismo plazo se colocaba en el 4,6% con el riesgo país escalando hasta los 250 puntos básicos. El ‘bund’ alemán estaba en el 2,22% y el estadounidense a 10 años recortaba hasta el 3,92%.

El euro cotizaba prácticamente plano en el mismo momento, en 0,96 unidades de dólar, sigue en mínimos de dos décadas. La libra avanzaba cerca del 1%, hasta 1,077 dólares, y se alejaba de los mínimos de medio siglo, pero está en una zona no vista en cuatro décadas.

El petróleo avanzaba más del 3% al cierre del Ibex 35. El barril de tipo Brent, el de mayor relevancia internacional, se pagaba a 85 dólares y el de tipo West Texas, referencia en Estados Unidos, se cambiaba por 79 dólares. La onza de oro se situaba en 1.640 dólares y parece olvidarse del nivel clave de 1.700 dólares. En el mercado cripto, el bitcoin rebotaba con fuerza, más de un 5,5% en las últimas 24 horas, y recuperaba los 20.000 dólares.

Lo último en Economía

Últimas noticias