Hostelería

Los hosteleros celebran las medidas de Ayuso: calculan una facturación de 60 millones para el puente

Madrid
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid.

En los últimos días numerosas comunidades autónomas han optado por decretar el cierre de la hostelería para tratar de contener la propagación de los contagios de covid-19. Sin embargo, los hosteleros continúan reclamando que esa no es la solución, y ponen como ejemplo la Comunidad de Madrid, donde pese a que la hostelería se mantiene abierta, han logrado contener las cifras y doblegar la curva de contagios.

De este modo, desde la Confederación Empresarial Hostelería de España defienden la necesidad de no aplicar más restricciones a un sector que se ha visto duramente golpeado por la crisis del coronavirus y que ha sido continuamente estigmatizado por las administraciones. Las comunidades en las que actualmente el sector permanece cerrado son Cataluña, Castilla y León, Asturias, Murcia, Navarra y País Vasco, entre otras.

Ante este escenario, calculan que los negocios del sector de hostelería registren una facturación de 60 millones de euros, lo que se traduce en una facturación diaria de 15 millones de euros durante los días de puente. En concreto, los hosteleros registrarán esta caja gracias al cierre perimetral de la Comunidad de Madrid, que impide salir a los madrileños de la región, y siempre que nos acompañe el buen tiempo.

En concreto, explican que «hasta la fecha han abierto en Madrid el 84% de los locales de hostelería, que suponen un total de 26.311 locales en toda la región gracias a las medidas adoptadas por la comunidad de Madrid».

Protege el cierre del 10% de la hostelería

Por su parte, la asociación Hostelería Madrid ha explicado a este diario que «valora muy positivamente que la Comunidad de Madrid mantenga abiertos los locales de hostelería desde el mes de marzo y asegura que esta política protege al 10% de la hostelería de la región del riesgo de cierre, ya que se estima que unos 2.365 locales no sobrevivirían a restricciones más duras».

No obstante, han advertido que «la situación de la hostelería en este momento es muy delicada, el sector está muy mermado tanto en facturación, como a nivel anímico, viendo como cierran algunos de los ‘buques insignias’ de la restauración madrileña, como ha sido el caso de Zalacaín».

Actualmente la facturación de bares y restaurantes se ha desplomado un 50% respecto a los meses previos a la pandemia, lo que ha llevado a numerosos establecimientos a realizar expedientes de regulación temporal del empleo (ERTE) e incluso, en los casos más extremos, a cerrar sus puertas.

«Otro de los aspectos que reivindicamos es el hecho de que en otros países se han dado ayudas directas e importantes a la hostelería cuando se ha decretado un cierre. Solo tenemos que ver los ejemplos de países europeos como Francia o Alemania. Sin embargo, en España el Gobierno sigue sin hacerlo, esto es un desastre», explican.

Lo último en Economía

Últimas noticias