La herencia económica de Rajoy: menos parados y más deuda

moción de censura
Rajoy saluda a Sánchez tras la moción de censura. (Foto: Francisco Toledo).

La moción de censura presentada por el socialista Pedro Sánchez ha puesto punto y final este viernes  a siete años de Mariano Rajoy al frente del Gobierno de España. Han sido muchos los retos económicos a los que se ha tenido que enfrentar el ex presidente del Ejecutivo, con la constante oposición de agentes sociales, sindicatos y de la mayoría del arco parlamentario. Ahora Sánchez recoge el testigo de un país cuyas cifras nada tienen que ver con las que dejó José Luis Rodríguez Zapatero.

Pedro Sánchez hereda una situación laboral radicalmente distinta a la que se encontró Rajoy al llegar a La Moncloa. Actualmente el paro registra 3.335.868 personas. Muchos consideran el trabajo de Fátima Báñez, al frente de la cartera de Empleo y Seguridad Social, como uno de los grandes logros de la legislatura del PP. Y es que desde la introducción de la reforma laboral en 2013, España empezó a poner el freno a la destrucción de empleo. Algo necesario en un país donde el desempleo rozaba los 4,5 millones, en diciembre de 2011, como resultado de la ‘Champions League’ de la economía de Zapatero.

La reforma laboral puesta en marcha por el Ejecutivo del Partido Popular ha sido la ‘piedra angular’ del discurso económico socialista. Los de Ferraz sostienen que esta reforma establece un modelo de empleo precario y de bajos salarios. Probablemente, ésta sea una de las primeras reformas de tumbe Sánchez.

La pensión media se ha duplicado

Pedro Sánchez también hereda un sistema de pensiones complejo. El socialista quiere elevar la pensión mínima hasta situarla en los 1.000 euros mensuales. Algo complicado no sólo porque cada día hay más personas con derecho a una pensión, sino porque esa prestación es cada vez más elevada. Las carreras laborales son más largas y las bases de cotización más altas. Entre tanto, 
la pensión media de jubilación ha aumentado un 80% en los últimos quince años, hasta alcanzar los 1.080,52 euros al mes.

En el año 2003 la cuantía de esta prestación se situaba en 542,79 euros al mes por catorce pagas. Entonces, 4,6 millones de españoles tenían derecho a la pensión (media) por jubilación. Ahora son 5,8 millones los españoles que tiene este derecho y cuentan con una prestación media de 1.080,52 euros al mes. Todo ello en un momento en el que la esperanza de vida sigue creciendo y mientras la natalidad está estancada.

La deuda se duplica

Durante su mandato Sánchez tendrá que hacer frente a una elevada deuda pública, que en el primer trimestre de 2018, se ha disparado en 17.452 millones de euros hasta situarse en 1.161.750 millones. Esta cifra supone que la deuda ha alcanzado el 98,3%. A finales de 2011, cuando llegó Rajoy a La Moncloa, esta cifra, aunque era elevada, no llegaba al millón. Entonces la deuda pública alcanzaba los 743.530 millones de euros, lo que supone un 69,50%.

La prima de riesgo: "un marcapasos que sigo día a día"

El día que el PSOE perdió las elecciones, la prima de riesgo llegaba a 463,8 puntos. Aquel ‘marcapasos’ que Zapatero decía seguir día a día – ó el diferencial entre la rentabilidad del bono alemán a diez años y su equivalente nacional- reflejaba la desconfianza de los mercado financieros. Entonces el Ibex 35 cerraba en los 7.763 puntos.

Ahora Sánchez recoge el testigo bursátil con un parqué más tranquilo. El viernes el Ibex cerró con ganancias del 1,76% y escaló hasta los 9.632 puntos. Por su parte, la prima de riesgo también descendió hasta los 108 puntos básicos ignorando la salida de Mariano Rajoy del Gobierno y matizando la crisis de deuda que asolaba a Europa.

Lo último en Economía

Últimas noticias