a través de su empresa Acento

El ex ministro socialista José Blanco media a favor de Duro Felguera ante la SEPI y el Gobierno

El ex ministro socialista José Blanco media a favor de Duro Felguera ante la SEPI y el Gobierno

La batalla por el control de la empresa asturiana Duro Felguera se está produciendo al más alto nivel político. La actual cúpula de la compañía, que dirige José María Orihuela, no sólo ha contratado para el Consejo a los ex ministros socialistas Valeriano Gómez y Jordi Sevilla para que le abran puertas en los gobiernos. Además, ha contratado a la empresa de José Blanco, ex ministro de Fomento con José Luis Rodríguez Zapatero, para mediar a su favor y conseguir que Moncloa y la SEPI acepten su propuesta para salvar la empresa en lugar de la opción de Blas Herrero, presidente del Grupo Kiss.

El ex ministro Blanco puso en marcha el año pasado la empresa de lobby Acento, en la que también trabajan importantes ex cargos políticos del PSOE, como Elena Valenciano y Antonio Hernando, que figura como director general, e incluso del PP, como el ex diputado Alfonso Alonso. Hace unas semanas se publicó que había ofrecido por carta sus servicios de mediación a empresas del Ibex.

«Blanco está tratando de convencer al Gobierno y a la SEPI para que acepte la propuesta que ha hecho Orihuela y le conceda los 100 millones de euros de fondos públicos. Ha ido a Moncloa y a la SEPI junto a Gaspar Zarrías para que le aprueben la solicitud de rescate», explican fuentes conocedoras de la situación.

Duro Felguera solicitó formalmente el 29 de agosto la ayuda del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas. El consejero delegado, Orihuela, ha solicitado que la SEPI suscriba una ampliación de capital por un importe de 30 millones de euros y aporte otros 70 millones en concepto de préstamo participativo. Con ese dinero, Orihuela se mantendría al frente de la compañía y pilotaría los próximos ejercicios de la empresa.

Segunda opción

Al mismo tiempo, el empresario Blas Herrero ha realizado una propuesta alternativa para salvar la compañía que pasa por el pago de la deuda de 95 millones y la aportación de la SEPI de 200 millones de euros. Para ello, cuenta con un compromiso de la banca acreedora -Santander, BBVA, Bankia y Liberbank, entre otros- para estudiar en profundidad su plan.

La SEPI tiene que decidir ahora si aporta el dinero que ha solicitado la compañía -si considera que es viable- o si finalmente acepta aportar ese dinero pero imponer condiciones como el cambio de la cúpula directiva. La otra opción es olvidarse de la opción de Orihuela y apostar por la oferta de Herrero.

Y aquí está la batalla, que se ha trasladado al mundo de la política. El diario ‘El Confidencial’ publicó este martes que la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, estaba mediando a favor de Herrero para que el Gobierno y la SEPI se decantaran por el empresario asturiano, dueño de Kiss FM y Kiss TV.

La dirección de Duro Felguera también tiene ayuda importante. De acuerdo con las fuentes consultadas, el ex ministro Blanco lleva meses trabajando para la actual cúpula de la empresa y está mediando para que la opción elegida finalmente sea la de Orihuela. Con él, Gaspar Zarrías y, desde dentro del Consejo, los ex ministros Gómez y Sevilla.

«Orihuela se ha gastado mucho dinero en contratar asesores políticos, consultoras, agencias de comunicación, ‘head hunters’… Antes de que llegara él no había prácticamente nada de esto», explican fuentes internas. Orihuela fue nombrado consejero delegado de Duro Felguera a finales de 2018. La presidenta es Rosa Aza, que trabajó con él en Sacyr -Aza llegó a la constructora por petición del ex presidente de Asturias, Vicente Álvarez Areces, al entonces jefe de Sacyr, Luis del Rivero-.

Lo último en Economía

Últimas noticias