Empresas

Santander y BBVA ya tienen repartido ‘el pastel’: Botín irá a por Sabadell y González a por Popular

Ana Botín y Francisco González (Foto: EFE).

La música para que se produzca el baile de fusiones ya ha empezado, y nadie quiere bailar con la más fea. Por ello, Santander y BBVA ya se han ‘repartido el pastel’, de modo que la entidad que preside Ana Patricia Botín se quedará con Banco Sabadell y el banco que preside Francisco González hará lo propio con Banco Popular.

El Banco Santander no va a entrar en la pelea por el Banco Popular, como ya avanzó OKDIARIO. Una entidad, Banco Popular, que está en todas las quinielas para ser absorbida en el proceso de fusiones que se avecina en España y que se ha retrasado por el bloqueo institucional del pasado año. Sin embargo, según han confirmado a OKDIARIO fuentes financieras, el banco que preside Ana Patricia Botín descarta fusionarse con la entidad que dirige Emilio Saracho, a pesar de que a finales de 2015 era una de las opciones que barajaba la entidad. De modo que será Banco Popular la que termine bailando con BBVA.

Las fuentes consultadas indican, de hecho, que el Santander ya ha trasladado tanto al Banco de España como al Ministerio de Economía que se baja del tren por adquirir el Popular y que sólo estudiaría una operación de fusión con la entidad que preside Josep Oliú. El Sabadell tiene una gran implantación en Cataluña que serviría para completar la oferta comercial del Santander y, además, el banco catalán tiene un importante negocio de banca corporativa.

En cuanto a la posición de Sabadell, su presidente ha indicado en varias ocasiones que si participa en el baile de fusiones será para ser un banco comprador, descartando ser absorbido por otra entidad. De hecho, la entidad que dirige Oliú es, junto con BBVA, una de las mejores posicionadas para lanzar una eventual Oferta Pública de Adquisición de acciones (OPA) una vez que el Popular culmine el saneamiento de su balance. Aunque, según las fuentes consultadas, será finalmente BBVA la que se llevará el gato al agua.

Por otro lado, Francisco González, presidente de BBVA también lo tiene claro. Tras más de un año sondeando la compra de Banco Popular, la llegada de Emilio Saracho ha podido ser decisiva para que desde el que es el segundo banco más grande de España por capitalización se haya decidido a comprar Banco Popular. Eso sí, no lo harán a no ser que haya un importante descuento de, por lo menos, el 20% sobre el valor en libros.

El equipo de gestión de riesgos del BBVA lleva más de un año haciendo números y, tal y como ha podido confirmar en exclusiva OKDIARIO, entienden que a la entidad que preside Francisco González sólo le saldría rentable la operación si la adquisición se produjera con, por lo menos, un 20% de descuento sobre el valor en libros del banco. Fuentes de BBVA han preferido no hacer ningún tipo de declaración al respecto, como desde Banco Popular, desde donde prefieren “no comentar rumores”.

Según fuentes financieras, el BBVA comenzó a analizar la compra de Banco Popular hace más de un año, con Ángel Ron al frente. Fue en marzo de 2016 cuando Francisco González dio la orden de estudiar una potencial compra de Popular, pero la realidad es que no ha sido hasta ahora, cuando la acción se ha desplomado más de un 50%, cuando desde el banco azul se empieza a ver Banco Popular como una oportunidad. Y es que hay que tener en cuenta que los títulos de la entidad que preside Emilio Saracho han pasado de valer más de dos euros, a quedarse en apenas 80 céntimos.

Últimas noticias