Los otros héroes de la crisis

Dicopt, la startup española que trata el ojo vago de los niños con la realidad virtual

Cada año se diagnostican 15.000 niños con ojo vago en España. Dicopt propone una revolución a la hora de tratar el problema. Esta startup española con sede en San Sebastián desarrolla un tratamiento novedoso basado en la realidad virtual. Antes, el niño debía llevar un parche en el ojo durante un año y medio y pasar por la consulta médica cada tres meses. Ahora, sin embargo, el método de Dicopt permite efectuar un seguimiento virtual a los pacientes. Basta con poseer un teléfono móvil, descargar la aplicación de la empresa y seguir los juegos que proponen. El sistema tiene la opción de elegir el ojo que es ambliope. Al ser una tecnología en realidad virtual se necesitarían unas gafas VR donde se insertaría el móvil y con un mando que se conecta por bluetooth ya se podría empezar a jugar.

Los especialistas podrán realizar un seguimiento remoto individualizado y en tiempo real con esta aplicación. De tal modo, los padres podrán comprobar el progreso de sus hijos y los especialistas que supervisen el caso dispondrán de una fuente fiable de información para evaluar el desempeño de la terapia. Rafael Izquierdo y Fernando Rubio son los artífices de esta tecnología que permite a los niños olvidarse del parche y de las molestias que ocasiona. El CEO de la compañía, Rafael Izquierdo, afirma que la aplicación se encuentra en el proceso de validación de negocio. Por ahora, el método de pago sería una suscripción mensual.

Izquierdo atiende las preguntas de OKDIARIO:

¿Cómo surgió esta startup?

A Fernando y a mí nos encantaba la realidad virtual. Estuvimos cacharreando con los primeros aparatos que había y vimos que solo había temas de videojuegos, de películas y dijimos «tiene que haber algo más… algo que le sirva a la gente de verdad». Empezamos a ver que había un montón de estudios científicos hablando de ese trabajo con los dos ojos. Empezamos a investigar y aquí estamos.

¿Los especialistas en oftalmología se han interesado en el servicio que dais?

Sí, de hecho cuando ganamos un premio en la Universidad de Castilla-La Mancha. Nos contactó directamente un oftalmólogo, José Manuel Ortiz, que ahora es colaborador nuestro y se interesó por el proyecto porque le vio bastante potencial. Tiene bastante interés, tanto por parte de oftalmólogos como por parte de optometristas, que son los que están empujando un poco más la terapia visual y la ofrecen en sus centros.

¿Cómo ha afectado la crisis sanitaria a este proyecto?

Por un lado, los principales especialistas que ahora mismo están tirando más de la terapia audiovisual son los optometristas que tienen centros de óptica. Y sí que es cierto que con el tema de la crisis sanitaria ha habido un problema porque al principio han tenido que estar bastante tiempo cerradas y luego se abrieron muy poco a poco. Pero por otro lado, sí hubo especialistas que vieron el potencial de poder ofrecer una solución a sus pacientes siguiéndoles en remoto y sabiendo qué es lo que están haciendo. Sobre todo, viendo el trabajo diario que hacen en casa. Cosa que si no van al centro hacer terapia visual o si les preguntan cuanto tiempo han usado el parche, pues no tienen estos datos de uso. Sin embargo, nosotros sí ofrecemos esos datos que les faltan a los optometristas cuando están a distancia con su paciente.

¿Qué proyecciones tienen para el futuro, ya que se presentan como un complemento al tratamiento de la ambliopía?

Ahora mismo estamos trabajando con la agencia del medicamento y de producto sanitario para conseguir el automarcado CE de nuestro producto y poder llegar a los pacientes directamente. Estamos trabajando con ellos para poder tener esta licencia de producto sanitario y espero que en pocas semanas podamos tenerlo.

¿Cuáles consideras que son las principales dificultades con las que se encuentran los emprendedores a la hora de lanzar su propio negocio en España?

Las principales dificultades vienen por el tema de la financiación, aunque es cierto que en los últimos años ha habido bastante apoyo por parte de iniciativas privadas. Sobre todo Venture Capital o iniciativas de inversión en riesgo en startups. Sí que es cierto que es uno de los primeros escollos. Un problema bastante común también es saber si tu producto tendrá recorrido, si tendrás clientes o quizá has sido demasiado impetuoso al lanzarte.

¿Cuáles son vuestros clientes?

Hemos empezado a testear nuestro prototipo para ver si de verdad existe esa demanda por parte de los padres y de los pacientes. Ahora mismo lo que estamos testeando con nuestros primeros clientes es que los informes de uso que nosotros les ofrecemos le sean útiles. Por otro lado, como he comentado, estamos trabajando para conseguir el marcador CE y poder comercializar nuestra solución a gran escala. Pero nuestros clientes ahora son especialistas que sí que han visto esa ventaja de saber qué es lo que está haciendo el paciente en su casa, de saber cómo está trabajando y de poder tener unos datos que luego apoyen la evolución del paciente. Porque muchas veces el paciente evoluciona en un sentido, pero no tienen datos para apoyar el porqué de esa devolución. Nuestros primeros clientes están apoyándonos en este sentido, están apostando por el concepto y estamos testeando el modelo de negocio básicamente.

Este concepto nació en 2017 y ahora desde Dicopt están comprometidos con la digitalización de la terapia visual con niños. Esta idea, incubada por Ewya Space, Venture Builder especializado en el sector de realidad virtual y realidad aumentada, acaba de recibir el respaldo de la aceleradora BerriUp con más recursos económicos y una red de mentores para acelerar la penetración en el mercado y seguir digitalizando la salud visual.

Lo último en Economía

Últimas noticias