Retail

El cierre de tiendas Zara en el centro de las capitales amenaza la viabilidad del comercio local

Jerez de la Frontera, Almería, Segovia, Zamora o Talavera de la Reina son algunos de los lugares elegidos por el grupo Inditex para cerrar algunas de sus tiendas más emblemáticas en las tradicionales arterias comerciales. "Nos preocupa que le sigan Massimo Dutti o Pull & Bear", dicen los comerciantes locales.

El grupo Inditex acelera en España su plan de cierre de tiendas anunciado al mercado durante los resultados trimestrales del pasado 10 de junio. Durante el mes de julio, la empresa gallega cerró una tienda cada dos días por toda España, 15 enseñas que eran principalmente de Kiddy’s Class -su rama de moda infantil, últimamente sustituida por Zara Kids- y de marcas juveniles. Estas tiendas eran principalmente de tamaño no muy grande y dedicadas a un público muy específico. Sin embargo, ahí no se va a quedar el empuje de clausuras de Inditex. Su marca principal, Zara, también se está viendo afectada. Y no solo con tiendas pequeñas, sino con espacios emblemáticos que eran una referencia para muchas ciudades españolas.

En las últimas semanas, han llegado anuncios de cierres de tiendas Zara en tres capitales de tamaño medio: Almería, Jerez de la Frontera (Cádiz) y Talavera de la Reina (Toledo). Se suman a la clausura de las dos tiendas de Zara en Cádiz capital, que la empresa anunció antes del estado de alarma y ejecutó a principios de junio.

Pero los cierres no quedan aquí. La enseña Massimo Dutti, otro clásico de las arterias comerciales de las ciudades medianas, ha echado el cierre de forma definitiva durante la segunda quincena de julio tanto en Segovia como en Zamora, dos capitales castellanas que ven como desaparece un espacio tractor para el comercio local en sus calles ‘Real’ y Santa Clara.

En algunas ocasiones, como en Cádiz, Inditex remite a sus clientes a los centros comerciales (como el de Bahía Sur en San Fernando, fuera ya de la ciudad). En otros casos como el Massimo Dutti de Segovia, la marca les remite a las tiendas de Ávila o Madrid, que no están precisamente al lado sino a 65 y unos 90 kilómetros respectivamente.

Dejan tocado al comercio

Los cierres van a seguir, porque Inditex ha anunciado 1.200 clausuras hasta finales del año que viene, de las cuales hasta 350 serán en España. La pandemia del coronavirus ha venido a acelerar una tendencia hacia mayor compra online que el grupo ya venía experimentando, y actualmente es esencial no perder dinero en aquellas tiendas que hasta hace unos años sí que daban beneficios.

La reacción de los comerciantes y de los alcaldes de las distintas ciudades afectadas por la marcha de los gigantes del grupo Inditex no se ha hecho esperar. Los alcaldes de Talavera de la Reina (PSOE) y de Almería (PP) han escrito al grupo Inditex sendas cartas pidiéndoles que recapaciten su decisión de liquidar sus espacios en los centros históricos. En ciudades de tamaño mediano, una tienda de Zara suponía un tractor para el tráfico local y su cierre daña a todas las tiendas colindantes.

Los alcaldes de Almería (PP) y Talavera (PSOE) han pedido a Inditex que recapacite ante el daño que supone para sus ciudades el cierre de Zara

El alcalde almeriense dijo que este cambio «deja el centro de las ciudades sin los escaparates y la vida que hasta ahora han tenido, por lo cual me atrevo a solicitar que se replantee el cierre del establecimiento que Zara tiene en el Paseo de Almería como alcalde, en representación de los ciudadanos, comerciantes y pequeños y medianos empresarios».

La alcaldesa talaverana se expresó de forma similar: «La desaparición de la firma Zara será una pérdida irremediable en un momento en el que el tejido comercial y la pequeña y mediana empresa están realizando un grandísimo esfuerzo por contribuir a que la ciudad siga adelante».

Además, se da la circunstancia de que varias de estas tiendas que cerrarán pertenecían a Inditex en propiedad, como la de Talavera, por lo que es de esperar que el grupo saque los locales al mercado.

«Tememos que se vayan más»

Carmen Sánchez, gerente de la asociación de comerciantes Almería Centro, asegura a OKDIARIO que «hemos creado una recogida de firmas en change.org contra el cierre de ZARA en el Paseo de Almería. Nos preocupa que después de Zara puedan marcharse del centro otras firmas del Grupo Inditex como Massimo Dutti y Pull & Bear. Desde la asociación no podemos comprender que se apueste por los centros comerciales cerrados frente al centro de las ciudades y es por ello que luchamos por la continuidad de la vida y el comercio en el centro de la ciudad», asegura.

«Los centros de las ciudades sin comercio y hostelería se convertirían en ciudades fantasmas, sin vida y contra eso es contra lo que intentamos luchar. El pequeño comercio es el que da vida a una ciudad, genera empleo y ayuda a mantener la economía de la ciudad. Entendemos que las formas y hábitos de compra están cambiando y hay que adaptarse a las nuevos modelos de compra pero con estas nuevas tendencias se esta perdiendo algo muy importante que es el trato personalizado y el tú a tú, todo se esta volviendo impersonal», dice la representante de los comercios almerienses.

«La situación del comercio es muy débil y cuando parecía que el verano iba a ser de recuperación, no ha sido así»

De igual modo se expresa Felipe Pazos, portavoz de la asociación de comerciantes de Talavera: «El cierre del Zara de la calle San Francisco nos va a afectar a todos los comercios aledaños. El comercio de la zona a corto y medio plazo mientras se restablezca y se generen nuevos atractivos se verá dañado. Actualmente la situación del comercio es muy débil y la gente apostó en su momento por abrir tirando de hucha con recursos propios y cuando parecía que el verano iba a ser de recuperación, no ha sido así». Zara tenía tirón no sólo para la ciudad, sino para la comarca, asegura.

Este periódico ha intentado hablar con Inditex sobre su proceso de cierres de Zara en los centros históricos de las ciudades pero no ha sido posible.

Lo último en Economía

Últimas noticias