Motor

La carrera del automóvil: Renault vuelve a niveles de producción pre-covid pero Seat se queda al 85%

La carrera del automóvil: Renault vuelve a niveles de producción pre-covid pero Seat se queda al 85%
La carrera del automóvil: Renault vuelve a niveles de producción pre-covid pero Seat se queda al 85%

Renault lidera la ‘carrera’ que ha iniciado el automóvil en España para reactivar la producción en sus fábricas. ¿El objetivo? Recuperar la normalidad tras el golpe que ha asestado la crisis del coronavirus al sector. En un contexto, en el que la firma del rombo ya ha recuperado al completo sus niveles de producción pre-covid en sus plantas de montaje de Palencia y Valladolid, mientras Seat se queda al 85% en Martorell.

En concreto, el fabricante galo ha vuelto a la velocidad de producción que que registró tras el parón en el mes de marzo según han explicado fuentes de la compañía a OKDIARIO, que aseguran que «la planta de carrocería y montaje de Valladolid ha alcanzado los niveles previos a la crisis de coronavirus, ya que esta semana ha vuelto a producir 1.100 unidades diarias». Al igual que la fábrica palentina que ya fabrica a pleno rendimiento con un total de 900 coches al día.

Seat al 85% de la producción 

Niveles que Seat aún no ha conquistado en Martorell. Y es que el fabricante automovilístico del grupo Volkswagen, solo ha alcanzado el 85% de la producción en comparación con las cifras anteriores al impacto de la crisis del coronavirus, a pesar de incorporar al 100% de su plantilla el pasado 25 de junio tras poner fin al expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causa de fuerza mayor.

En la actualidad, la planta de la firma automovilística produce  1.900 coches al día, una cifra que aumentó en comparación con las 1.125 unidades de hace dos semanas. Aunque en una semana habitual antes de la parada se fabricaban un total de 2.200 coches diarios en Martorell. Unas cifras que se alejan del objetivo inicial del fabricante automovilístico, ya que la ralentización de la desescalada ha borrado los planes de la firma cuyo objetivo era aumentar la producción introduciendo nuevas franjas con una diferencia de tan solo dos semanas.

En la primera fase, la mayor fábrica de vehículos de España empezó a funcionar con solo un turno y al 33% de su capacidad, con la producción de 271 coches al día. Mientras, en la segunda fase, el fabricante automovilístico ubicado en Martorell llegó al 66%, con dos turnos y la producción de 640 coches diarios. Una desescalada que ha coincidido con la reincorporación paulatina de los trabajadores: el pasado 25 de junio Seat reincorporó a los últimos 1.500 empleados, afectados por la aplicación del ERTE, tras hacerlo ya cerca de 9.500 trabajadores desde que se levantara la persiana de la planta el pasado 27 de abril.

Renault a pleno rendimiento 

Por su parte, el Grupo Renault ha abandonado el ERTE y lo ha hecho en sus plantas de montaje de Valladolid y Palencia. Sin embargo, las factorías de mecánica, tanto la de motores de Valladolid como la de cajas de cambio de Sevilla, continuarán con el expediente activo. Estas últimas se encuentran a un 40% de la producción en comparación con los niveles previos a la crisis del coronavirus, aunque la compañía ha asegurado que «se estudia los ritmos de cada fábrica en función de la demanda».

Las factorías de Renault en España lo tienen claro: seguirán adelante con los proyectos industriales que tenían asignados antes del impacto de la crisis del coronavirus en el sector del automóvil. Concretamente, continuará con la fabricación de una caja reductora para vehículos eléctricos en la planta de Sevilla y la producción del primer coche híbrido enchufable de Renault en Valladolid.

Renault ha elegido a la factoría de Valladolid para acoger uno de los proyectos estrellas de la firma: el nuevo Renault Captur E-Tech. La planta comenzó a producir el primer coche híbrido enchufable el pasado 22 de mayo con la puesta en marcha de tres turnos en los que se llegarán a producir 1.100 híbridos. Además, la compañía gala adjudicó a mediados de 2019 la línea de fabricación de cajas de cambio reductoras para vehículos eléctricos a la planta de Sevilla, que se pondrá en marcha después de verano.

Lo último en Economía

Últimas noticias