DESDE EL 15 DE DICIEMBRE

BBVA sigue eliminando trabajadores de su lista negra: ocho nuevos represaliados se van a la calle

BBVA
El presidente de BBVA, Francisco González. (Foto: EFE)

Sigue el incesante goteo de despidos en BBVA que, aunque sigue siendo la única entidad española que no ha hecho un ERE, continúa apañándoselas para, sin atraer la atención mediática, poder seguir adelante con unos despidos que desde la plantilla entienden como un claro “amedrentamiento”.

Tanto es así que, según ha podido saber OKDIARIO, sólo desde el pasado 15 de diciembre se han producido ocho nuevos despidos directos. Todos, por cierto, con la misma excusa: “Ruptura de la confianza por baja productividad. El sindicato CGT, sin embargo, no lo achaca a una baja productividad, toda vez que los ocho despedidos tienen el mismo perfil: “Persona en la media de edad de la plantilla que no está por aceptar cualquier horario o función”.

Según miembros de la plantilla consultados por este periódico, “lo más grave de todo es que la mayoría son mujeres”, por lo que entienden estos nuevos despidos como “una nueva agresión”. “No estamos ante un problema de productividad colectivo. Es una selección de personas en torno al proceso que ahora denominan engagement, en el que puede estar cualquiera que, si bien tiene alguna pata en la venta de productos comerciales, pesan mucho más las consideraciones subjetivas y manipuladas de sus responsables sobre esas personas”.

Según señalan empleados que todavía trabajan para BBVA, a muchos de estos despedidos, paradójicamente, se les ofreció anteriormente la posibilidad de entrar en puestos de mayor responsabilidad, con su incremento salarial y/o ampliación de horario en nuevas funciones.

Es un ejercicio de claro abuso empresarial en un contexto social y jurídico (la Reforma Laboral en vigor) que perjudica la equidad y la mínima defensa ante estos atropellos”, señala en un comunicado el sindicato CGT, que entiende que con esta medida, el banco “vuelve a dejar personas en la calle y parece que se siente cómodo haciendo estas barbaridades. Y mientras que en Ciudad BBVA, el Banco organizaba una fiesta, simultáneamente, estaba entregando cartas de despidos”. Este periódico, por cierto, ha tratado de ponerse en contacto con la entidad, sin éxito.

Lo último en Economía