Banca

BBVA y Santander se lanzan a seducir a los mercados para frenar la huida de los inversores

BBVA y Santander se lanzan a seducir a los mercados para frenar la huida de los inversores
Santander y BBVA tratan de seducir a los inversores para frenar el desplome en Bolsa.

BBVA ha anunciado este miércoles a primera hora una mejora de sus previsiones para este año y su intención de volver al dividendo en efectivo en 2021. El movimiento se produce unas horas después de que la otra gran entidad del país, Banco Santander, convocara una Junta de Accionistas Extraordinaria el 27 de octubre para aprobar el pago de un dividendo en efectivo de 0,10 euros el próximo año. Los dos mensajes se producen en medio de una huida de los inversores de la banca ante el temor a que el país repita los errores de la anterior crisis, lo que ha llevado al sector bancario español a marcar mínimos históricos este martes.

Sólo desde el pasado 4 de septiembre -cuando se conocieron los planes de fusión de Bankia y Caixabank adelantados por este diario- hasta el martes el sector bancario ha perdido un 13,4% de su valor en Bolsa. Esto ha llevado a los dos grandes del sector a seducir a los mercados con noticias positivas. Así lo entiende Alberto Iturralde, analista independiente: «Con estos anuncios, tanto BBVA como Santander están intentando atraer y mantener a los inversores. Los bancos saben que si no reparten dividendo, los inversores podrían salir ahora de ambos valores». Diego Morín, analista de IG Markets, liga la vuelta al dividendo de los bancos «con el objetivo de atraer nuevos inversores que confíen en la empresa después del batacazo en Bolsa».

Con este objetivo, Santander anunció a última hora del martes que volverá al dividendo en efectivo en 2021, 0,10 euros, algo que aprobará en una Junta de Accionistas Extraordinaria el 27 de octubre. Pero la medida tiene varias condiciones, anunciados por el banco: que lo permita el Banco Central Europeo (BCE) -recomienda no hacerlo de momento hasta el 1 de enero de 2021-, a que el banco mantenga tras el hipotético abono del dividendo su ratio de capital en el 11-12%, y a que el pago no supere el 50% del beneficio ordinario de la entidad.

Por su parte, BBVA ha elevado a primera hora de este miércoles su previsión de resultados para este año, debido a la mejora de las perspectivas de negocio en México, uno de sus principales mercados junto a España. El consejero delegado del banco, Onur Genç, ha anunciado también la intención de volver en 2021 al dividendo en efectivo si lo permite el BCE.

Subidas en Bolsa

Dos grandes bancos, misma estrategia con unas horas de diferencia. El movimiento ha tenido ya su efecto en los mercados. A media sesión, BBVA subía en Bolsa un 4,40%, hasta los 2,26 euros, y Santander se revalorizaba un 3,23%, hasta los 1,61 euros. El Ibex ganaba a esa hora un 1,8%.

BBVA acumula pérdidas en el año de casi tres euros por acción. Arrancó el año ligeramente por encima de los cinco euros y ahora marca 2,26 euros. Esto le ha llevado a salir del ‘top ten’ del Ibex, algo histórico, superado por Naturgy, Ferrovial y Siemens Gamesa, entre otros. De hecho, BBVA está por debajo incluso de la cotización del desplome de marzo, tras el anuncio del estado de alarma por parte del Gobierno.

La evolución de Santander es similar. Arrancó el año en 3,23 y ahora marca la mitad, 1,61 euros por título. Como el BBVA, el banco cántabro todavía no ha recuperado el mínimo marcado en marzo tras el desplome provocado por la pandemia.

Huida

Los inversores no apuestan por la banca nacional por los errores cometidos en la anterior crisis, cuando se no comunicó la realidad de la situación de las cajas de ahorros. Esto es lo que asegura un inversor a este diario, publicado en un artículo este miércoles: «Entonces, no teníamos problemas para mantener la liquidez, pero preguntábamos al regulador, ¿quién está bien y quién está mal? Y nos contestaban que todos estaban bien. Así que la liquidez huyó de todas las entidades y acabó forzando el rescate. Ahora empieza a dar la impresión de que puede pasar lo mismo, porque el BCE y el Banco de España vuelven a decirnos que todos están bien. Según avance la crisis, si no dan respuestas claras, puede volver a pasar lo mismo».

Otros voces consultadas por este diario dan otra razón extra para explicar los dos anuncios consecutivos de los dos grandes bancos. Javier Niederleytner García, profesor del Máster en Bolsa y Mercados Financieros del IEB, asegura que «los bancos se habían puesto en un escenario muy catastrofista, pero ahora que económicamente la recuperación es mejor de lo previsto están anunciando estas medidas. Los bancos no están tan mal como ellos pensaban. Las correcciones que han tenido los bancos en Bolsa han sido demasiados fuertes», defiende.

Lo último en Economía

Últimas noticias