SGAE

La SGAE queda al borde la intervención de Cultura al no aprobar por mayoría los nuevos estatutos

José Ángel Hevia, elegido nuevo presidente de la SGAE (Foto: EP)
José Ángel Hevia, elegido nuevo presidente de la SGAE (Foto: EP)

La Sociedad General de Autores (SGAE) queda al borde de la intervención del Gobierno. En la Asamblea que ha celebrado esta jueves por la tarde la entidad de gestión, los socios han aprobado por un 58% de los votos los nuevos estatutos, que adaptarían la entidad a la nueva normativa española y europea de gestión de Propiedad Intelectual. Sin embargo, ese 58% no es suficiente ya que era necesario que se aprobara por una mayoría de dos tercios.

El actual presidente de la SGAE, José Manuel Hevia, y su equipo directivo apostaban por el éxito del ‘sí’  para evitar la intervención del ministerio de Cultura. El 28 de septiembre el ministro, José Guirao, les dio tres meses para adaptar los estatutos a lo que exige la norma española y europea -entre otras cosas, reducir el poder del presidente-.

Un total de 9.220 socios de la SGAE han votado en contra de los planes de su presidente, José Ángel Hevia, y su equipo directivo, un 40,9% del total, y 242 se han abstenido. Un 58,01% ha votado a favor.

Ahora la pelota está en el tejado del Gobierno, que debe decidir si le quita la licencia a la SGAE, la interviene, o les da más tiempo para conseguir los votos necesarios. Todo ello en plena batalla interna entre los autores españoles y las grandes multinacionales discográficas.

Uno de los orígenes del enfrentamiento es el caso conocido como ‘La Rueda’, un sistema implantado hace años por la SGAE para emitir música de autores españoles en horario de madrugada en las televisiones, y obtener así los correspondientes ingresos por derechos -que beneficia también a las televisiones porque han creado sus propias editoriales discográficas-.

Ese mecanismo está ahora en los tribunales y las grandes perjudicadas, las multinacionales extranjeras, mantienen su batalla particular contra la entidad de gestión. Éstas fueron expulsadas de la Junta Directiva de la SGAE después de una sentencia de octubre de 2017 que ahora ha sido anulada, como adelantó este diario.

De acuerdo con esa sentencia, de 27 de noviembre, las multinacionales no fueron escuchadas en el juicio y ordena repetir el juicio desde la fase de la audiencia previa, anulando todo lo posterior. Esto implica que posiblemente las multinacionales podrían volver a la Junta Directiva de la SGAE al ser nula la sentencia que sirvió para expulsarlas.

El problema de fondo es la estrategia de los autores españoles de premiar a las editoriales españolas incluidas en ‘La Rueda’, lo que va en contra de las multinacionales, que pierden ingresos al reducirse su tiempo de emisión en las televisiones.

Filtraciones

La guerra entre ambas partes es total. E incluso entre la nueva Junta Directiva y la anterior, presidida por José Miguel Fernández Sastrón. Como publicó también este diario, el actual equipo directivo sospecha de Sastrón en la filtración al diario El Mundo de los ingresos por derechos de varios miembros de la Junta Directiva, entre ellos, el propio presidente, José Ángel Hevia.

Tras la publicación de esos datos, la SGAE inició una investigación interna para determinar el origen de la filtración, que apunta tras las primeras pesquisas a uno de los hombres de confianza de Sastrón, Antonio Martínez Bodí, ex jefe de los Servicios Jurídicos de la entidad.

Lo último en Economía