EMPRESAS

La aseguradora AXA se estanca: pierde en Bolsa, se desploma en beneficios y se disparan las quejas

La aseguradora AXA se estanca: pierde en Bolsa, se desploma en beneficios y se disparan las quejas

AXA no atraviesa su mejor momento. En 2018, su beneficio se desplomó un 66%, hasta los 2.140 millones de euros; desde enero del mismo año, sus títulos se desploman en Bolsa casi un 20% y, quizás lo más preocupante, las quejas a través de las redes sociales se están multiplicando en nuestro país.

Cuentas

Vayamos por partes. La aseguradora francesa AXA vio reducido su beneficio en un 66% en 2018. La amortización del diferencial de la adquisición de AXA Equitable Holdings le restó 3.000 millones de euros al resultado neto, lo que lastró con fuerza sus cuentas. También pesaron la transformación de la cartera de seguros de vida colectivos en Suiza (400 millones de euros), el aumento en los costos de reestructuración y de cargas excepcionales por la salida a Bolsa de AXA Equitable Holdings y la compra de Groupe XL, operación finalizada en septiembre por 15.300 millones de dólares.

Además, las catástrofes naturales le costaron al grupo asegurador francés 2.050 millones de euros el pasado año, lo que significa 500 millones más que el "nivel normalizado". Eso se tradujo, sobre todo, en unas pérdidas operativas de 233 millones para AXA XL, frente a los 70 millones de euros de beneficios en 2017.

Bolsa

AXA pierde en Bolsa un 3% en lo que va de año. Sin embargo, desde enero de 2018, la caída es de prácticamente del 20%, toda vez que sus títulos han pasado de cambiar de manos a un precio de 27,34 euros, a los 22,6 euros actuales.

Para hacerse una idea del mal camino bursátil de AXA, basta fijarse en su índice de referencia, el CAC 40 francés, que en lo que va de año ha subido un 18% -en contraposición a la caída del 3% de la aseguradora- y desde enero de 2018 acumula una subida del entorno del 3% -frente a la caída del 20% de AXA-.

Quejas

Para completar esta mala etapa, los clientes de AXA lanzan múltiples quejas a través de los distintos canales que la aseguradora tiene para conectar con ellos. En Twitter, basta con poner palabras clave como "AXA estafa" o "AXA incidencia" para dar fe del descontento generalizado entre sus clientes.

A continuación, vemos algunos de los ejemplos que, de un simple vistazo, se pueden ver en Twitter:

Lo último en Economía

Últimas noticias