NUEVA CIRCULAR DEL BANCO DE ESPAÑA

La AEB descarta que las nuevas provisiones bancarias tengan un "impacto significativo"

AEB-banca
El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán. (Foto: EFE)

El sistema financiero no va a sufrir con el nuevo sistema de provisiones que va a impulsar el Banco de España a partir del próximo octubre. La Asociación Española de Banca (AEB) descarta un “impacto significativo” en las cuentas de las entidades con la nueva circular del organismo supervisor y rechaza que el sistema deba hacer frente a un ajuste de 6.800 millones de euros, tal como apuntaba un informe reciente del banco suizo Mirabaud.

Así lo han expresado a OKDIARIO fuentes de la patronal bancaria, que recuerdan que la circular del Banco de España “cambia la metodología a la hora de calcular las provisiones, pero no provocará cambios cuantitativos importantes”.

A este respecto, señalan que la reforma “tendrá un impacto limitado en las cuentas de las entidades financieras”, que “tampoco aumentará la tasa de morosidad global” y recuerdan que el sistema financiero español “es uno de los que tiene un mayor volumen de provisiones de todo el sector en Europa”.

No obstante, desde la se AEB admite que puede haber entidades que sí sufran con la entrada en vigor de la nueva normativa, especialmente aquellos que tengan una mayor exposición al sector inmobiliario. En algunos casos, como en el del Banco Sabadell, esta provisión ya está realizada, al comunicar al mercado que ha destinado 200 millones a este fin.

Y es que la circular exige a las entidades ajustes del valor que tienen contabilizado de sus activos inmobiliarios, la mayoría absorbidos tras el estallido de la burbuja crediticia que estalló en 2008. En conjunto, el Banco de España pide una provisión del 30% del valor de estos activos, que en la actualidad ronda los 84.000 millones de euros.

El objetivo final de la reforma es que los bancos incluyan en sus libros el precio de mercado de sus activos inmobiliarios, en lugar del valor con que fueron adquiridos o embargados. La segunda etapa del proceso será venderlos para que los bancos saneen sus balances y se desprendan de estos activos “tóxicos”, siguiendo las recomendaciones del Banco Central Europeo (BCE) que no ve con buenos ojos que las entidades financieras españolas sean las primeras inmobiliarias del país.

Fuentes del sector financiero indican a OKDIARIO que los contactos de los bancos con representantes del organismo supervisor que dirige Luis María Linde son “constantes” y que existe disposición para que la interpretación de la nueva norma “sea lo suficientemente flexible para que no tenga un impacto notable en las cuentas de las entidades”.  “Al final lo que va a ocurrir es que los bancos van a acelerar la venta de sus activos ligados al ladrillo para no tener que aumentar sus provisiones”, explican las fuentes consultadas.

La tasa de morosidad actual es del 9,4%

La tasa de morosidad del sistema financiero español se ha reducido hasta el 9,4% al cierre del primer semestre, lo que supone su menor nivel desde 2012. Según los últimos datos publicados por el Banco de España, el saldo total de créditos de dudoso cobro (los que llevan impagados más de 90 días) es de 122.508 millones de euros.

Si se analiza la morosidad de las principales entidades financieras españolas, la mejor posicionada es Bankinter, con una tasa del 4,25%; seguida por Santander, con una morosidad del 4,29%; BBVA, con un 5,1% (74%); Sabadell, con una tasa del 6,8%; y CaixaBank, con el 7,3%. Bankia registró al cierre de junio una morosidad del 9,8%, mientras que Popular es la que más porcentaje de créditos impagados tiene, con un 12,3% y una cobertura del 50%.

Lo último en Economía