Abanca y Liberbank

Abanca ya lo ha decidido: irá a por Liberbank

Juan Carlos Escotet lleva tiempo con Liberbank entre ceja y ceja. Abanca tiene ante el fracaso de las negociaciones entre la entidad que dirige Manuel Menéndez-Menéndez y Unicaja una oportunidad para entrar en el club de los grandes bancos españoles.

Liberbank
Sucursal del banco Liberbank.

Abanca no ha olvidado a Liberbank. Ya intentó frustrar las negociaciones entre Liberbank y Unicaja, pero ahora, una vez se ha confirmado el fin de tales conversaciones, la entidad que preside Juan Carlos Escotet ha decidido volver a intentar fusionarse con la entidad que dirige Manuel Menéndez-Menéndez.

El Banco de España, de hecho, ya sabe del interés de Abanca en Liberbank, y EY podría estar preparándose para realizar la correspondiente ‘due diligence’. Por su parte, en el Banco Central Europeo (BCE) no ha sentado bien la ruptura de las negociaciones entre Unicaja y Liberbank, con lo que, en este sentido, sería bien vista una rápida operación a ojos del presidente del regulador, el banquero italiano Mario Draghi.

De hecho, en el seno del BCE se vería incluso mejor un ‘matrimonio’ entre Abanca y Liberbank que entre Liberbank y Unicaja. El motivo: que frente a los 100.000 millones de euros que sumaría en activos la fusión infructuosa, la hipotética, y deseada por la entidad que preside Juan Carlos Escotet, tendría bajo gestión casi 130.000 millones de euros.

Fuentes de Abanca no han querido hacer ningún comentario sobre el interés en Liberbank.

Segundo asalto

Si finalmente la entidad que encabeza Juan Carlos Escotet se lanza a por Liberbank, será el segundo asalto, toda vez que Abanca ya expresó en febrero al consejo de administración de Liberbank su "firme interés" en formular una oferta pública voluntaria de adquisición de acciones (OPA) dirigida a los accionistas de la entidad, una operación que representaría "una gran oportunidad".

En una carta al consejo de administración que también fue remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Abanca señalaba que dicha operación corporativa sería "muy beneficiosa tanto para Liberbank como para sus accionistas y empleados".

"Creemos firmemente que la operación representa una gran oportunidad que pondría en valor a Liberbank y ofrecería una contraprestación muy atractiva para sus accionistas", indica la carta, en la que Abanca resalta su compromiso de, tras consumar la operación, fomentar la Obra Social en las regiones donde Liberbank tiene mayor arraigo histórico y desarrolla principalmente su actividad, en colaboración con sus accionistas históricos.

Según ha explicado, una vez consumada la OPA, Liberbank se integraría con Abanca para crear "una de las entidades más sólidas y solventes del sector financiero español", con una presencia "muy destacada" en el Norte de España, Extremadura y Castilla-La Mancha.

Lo último en Economía

Últimas noticias