La CNMV dará carpetazo a la investigación del ataque bajista al Popular que causó la salida de Ron

El nuevo presidente de la CNMV, Sebastián Albella, saluda a su predecesora, Elvira Rodríguez. (Foto: EFE)

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se prepara para dar carpetazo a la investigación iniciada el pasado noviembre para determinar la causa del aumento de las posiciones bajistas en el capital de Banco Popular, por las cuales diversas gestoras realizaron operaciones a corto (short selling) provocando la caída de la cotización de las acciones de la entidad en Bolsa y precipitando el cambio de presidencia en la entidad con la salida anunciada de Ángel Ron.

Según han confirmado fuentes financieras a OKDIARIO, por el momento el organismo supervisor no ha descubierto irregularidades punibles (por lo menos que sean demostrables) y se descarta que se pueda producir un procedimiento sancionador con la información recabada hasta la fecha.

No obstante, la CNMV se dará de plazo hasta marzo o abril para estudiar las operaciones bajistas que han presionado tanto la cotización de Banco Popular que se ha llegado a producir un relevo en la presidencia que se concretará en el primer trimestre de este año una vez que sea aprobado por la junta general de accionistas. Emilio Saracho sustituirá a Ángel Ron al frente de la entidad.

“La CNMV tiene un horizonte de actuación de entre 3 y 6 meses máximo para emitir un informe, pero todo parece indicar que no ha detectado absolutamente nada irregular, o que habiendo acciones dudosas, que siempre las hay, son propias del mercado y no se puede establecer que sean delictivas. Las pesquisas iniciadas hacen descartar a la CNMV que haya actuaciones sospechosas”, explican las fuentes financieras consultadas.

En los últimos tiempos se ha producido una demonización de este tipo de operaciones bajistas, aunque la realidad es que son un elemento más en el proceso de fijación de precios en el mercado y, por lo tanto, necesarias.

“Aunque a alguno no le guste las posiciones cortas son absolutamente legales y unas veces benefician a unos y otras perjudican a otros pero mientras sean legales, es una herramienta más con la que cuentan los inversores y que vale para hacer un mercado más dinámico, más moderno y más occidental. Además, si se anularan se perdería volumen y se bloquearía un instrumento para cubrirse ante la volatilidad”, explican desde una gestora de fondos a este diario.

La mecánica de estas operaciones es sencillo: el inversor vende títulos que no son de su propiedad, sino que los alquila (toma prestados) de otro agente del mercado. El inversor confía en que las acciones pierdan valor para luego recomprarlas y, una vez descontada la comisión correspondiente por el arrendamiento de las mismas, se embolsa un determinado beneficio. Es lo que se conoce como “operar a corto” y es legal.

“Está dentro de las competencias de la CNMV analizar estas cuestiones”

Un portavoz del organismo regulador de los mercados españoles ha indicado a este respecto que “cada vez que se produce cualquier tipo de movimiento corporativo en el mercado español, la CNMV de oficio lo investiga. No porque haya podido o no haber indicios digamos delictivos sino porque está dentro de sus competencias encargarse de estas cuestiones”

No obstante, en la CNMV tienen terminantemente prohibido hablar de operaciones concretas y el organismo sólo se expresa a través de sus dictámenes, es decir, “si detecta que ha habido algo extraño hacen una nota informativa o incluso sancionadora. Si no, no dicen ni hacen nada. Es decir, no se anuncia que se va a castigar a nadie, si hay algo extraño se comunica y si no, pues no”, explican a este diario fuentes del mercado.

Popular
El presidente del Banco Popular, Ángel Ron. (Foto: EFE)

Un posible ataque orquestado para forzar la salida de Ron

La investigación fue iniciada el pasado noviembre por existir indicios de que el incremento de las posiciones bajistas en el Popular podían ser consecuencia de un ataque orquestado para hundir la cotización y forzar la salida de Ángel Ron, lo que pondría sobre la mesa la batalla en el consejo de administración del banco para que se produjera un relevo en la presidencia.

De hecho, Ángel Ron ha sido uno de los directivos financieros que más ha criticado las operaciones bajistas en el mercado español, pero lo cierto es que son legales y sólo en la crisis de 2012 en pleno rescate de las cajas de ahorros su uso fue suspendido temporalmente.

Un argumento que avala el carpetazo de la investigación de la CNMV es que en la actualidad las posiciones bajistas alcanzan el 9,5% del capital del Popular, casi dos puntos porcentuales más de lo que representaban cuando el supervisor inició las pesquisas para determinar si las citadas ventas a corto del último trimestre de 2016 eran lícitas.

Los hedge funds que más capital tienen invertido a través de estos instrumentos en el Banco Popular en estos momentos son AQR Capital Management, con una posición corta declaradas del 3,5% y Marshall Wace, con el 2,8%. Las fuentes oficiales de la entidad consultadas por OKDIARIO han indicado que no realizan valoraciones al respecto.

Comentar

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

x
¡Síguenos en Facebook!