Real Murcia - Barcelona: Copa del Rey

Los suplentes del Barcelona hacen los deberes en Murcia (0-3)

Los suplentes del Barcelona hacen los deberes en Murcia (0-3)
Deulofeu fue el mejor del Barcelona en La Condomina. (AFP)

Los suplentes del Barcelona pasaron el examen de Murcia. El conjunto culé goleó (0-3) en La Condomina pero el equipo de Segunda B dio la cara en una primera mitad donde gozó de dos buenas ocasiones para adelantarse. Paco Alcácer allanó el camino al borde del descanso y en la segunda mitad Deulofeu y Arnáiz sentenciaron con dos golazos.

Porque la eliminatoria a doble partido acabó hace años con las epopeyas de los pequeños ante los grandes. La esperanza de pasar la siguiente ronda es poca pero la ilusión sigue siendo la misma. Lo único trascendente es que la caja de los equipos de Segunda B sufre un impulso y la afición local se lleva una alegría al ver a jugadores de categoría. Aquí el resultado es lo de menos porque lo más lógico es perder.

Sabedor de que en un partido de vuelta se pueden arreglar los desfalcos de la ida, Ernesto Valverde dio descanso a todos los titulares. Mascherano y Deulofeu fueron los titulares con más minutos en las piernas junto con las últimas joyas de la Masía Aleña y Arnáiz, que acumulan partidos pero en el filial de Segunda División. En el once culé brillaba la presencia de un Paco Alcácer, que se marchó al Barcelona con ganas de triunfar y que con el nuevo técnico vive denostado en el banquillo. Y claro, en Murcia el delantero tenía un examen y estaba obligado a aprobar con nota. Lo hizo.

Los suplentes de Valverde tenían mucho que demostrar y eso se reflejó sobre la hierba desde el primer minuto. Posesión y presión alta ante un Murcia que, como es lógico, lo confío todo a la contra. El Barcelona tenía el dominio pero el equipo pimentonero tuvo la primera. Balón colgado al área y Orfila no llegó a conectar un cabezazo cuando todo hacía indicar que la bola acabaría dentro. El primer susto de la noche para el conjunto culé y La Condomina soñaba.

Y la siguiente la tuvo el Barcelona. Vermaelen, que volvía a una alineación año y medio después, falló dentro del área cuando lo tenía todo para marcar. Despejó en lugar de rematar. Corría el minuto 20, en el luminoso aún lucía el empate a cero y el Barcelona quería sentenciar cuando antes pero no podía ante un Murcia lleno de suplentes y que había disputado su partido de Liga el domingo por la tarde en Cádiz.

Aún así el conjunto pimentonero tuvo otra ocasión clara para hacer el primero. El balón se quedó botando dentro del área con todo a favor pero el delantero Fernando Llorente mandó el esférico a la grada. Era la segunda clara del Murcia y eso ante un rival como el Barcelona se acaba pagando. Denis estuvo a punto de hacer real este dicho pero su cabezazo no acabó en el fondo de la red por poco. El destino estaba esperando a un jugador con pocos minutos y muchas ganas.

Y ahí apareció Paco Alcácer, el jugador que tenía una cuenta pendiente. Deulofeu puso un buen centro desde la derecha y el valenciano conectó un cabezazo de delantero para adelantar al Barcelona al borde del descanso. El trabajo más difícil ya estaba hecho y el ariete había aprovechado su oportunidad.

Deulofeu y Arnáiz sentencian

El gol de Alcácer fue un jarro de agua fría para un Murcia que había cumplido con creces en la primera mitad. Todo hacía indicar que el Barcelona iba a sentenciar la eliminatoria en la segunda mitad. Se respiraba en el ambiente.

Esta teoría la confirmó Deulofeu a los cinco minutos de la segunda mitad. El extremo se llevó un rebote, dribló como en ocasiones él sólo sabe hacer y la mandó de forma sutil al fondo de las mallas. Golazo del catalán y eliminatoria sentenciada. Y ni siquiera hubo que esperar cinco minutos para ver el tercero. El joven Arnáiz se estrenó con el primer equipo tras partir desde la izquierda y confirmar las buenas sensaciones fusilando desde fuera del área. 20 minutos antes el Barcelona estaba rondando la tragedia y sólo un rato después tenía la eliminatoria sentenciada.

A pesar del resultado adverso, el Murcia no se rindió y buscó el gol de la honra que estuvo a punto de llegar pero Cillessen se hizo grande ante Salva Chamorro. Los 20 minutos que restaban sólo merecían la pena por ver el coraje del Murcia y las diabluras de Arnáiz, el joven de la cantera que dio un golpe sobre la mesa en la noche murciana.

Con el partido a punto de morir, el Murcia siguió intentando conseguir que la afición celebrara un gol y los suplentes del Barcelona buscaron su gol para ganarse a Valverde. Pero no hubo más goles y todo acabó con un 0-3 que deja la eliminatoria sentenciada. Al menos, los jugadores y la afición murciana tendrá el premio de disfrutar de un partido en el Camp Nou. Se lo han ganado después de superar tres eliminatorias.

Lo último en Deportes

Últimas noticias