El canterano presenta mejores números en defensa que el brasileño

Reguilón deja retratado a Marcelo

Reguilón
Reguilón mejora los registros defensivos de Marcelo esta temporada.

Marcelo ha quedado muy cuestionado tras la ida de semifinales de Copa ante el Barcelona. Reguilón le supera en todos los aspectos defensivos este curso y se presenta como una solución ante el mal estado de forma del segundo capitán blanco.

El Real Madrid lleva años buscando un sustituto de garantías para Marcelo. El lateral está considerado, por méritos propios, como uno de los mejores del mundo en su puesto. A lo largo de las trece temporadas que lleva en el conjunto blanco su rendimiento ha sido incuestionable, con sus altibajos incluidos. Pero lo cierto es que la llegada esta temporada de Sergio Reguilón, unido al mal estado de forma del brasileño, ha hecho que se cuestione su carácter de indiscutible.

En el Clásico quedó en evidencia que Marcelo no está en su mejor momento. Su aportación en defensa estuvo muy lejos de lo que se exige a un lateral del Real Madrid, y más aún ante el eterno rival. El Barcelona encontró las debilidades del conjunto blanco por la banda izquierda madridista, donde Vinicius tuvo que fajarse durante buena parte del partido para ayudar a su compatriota.

Lo cierto es que Solari ya había dado un toque de atención a Marcelo, poniendo en partidos anteriores a Reguilón en su lugar. El canterano sorprendió a Lopetegui durante la pretemporada y el argentino, que le conoce bien, no ha dudado en jugársela con el jugador formado en las categorías inferiores. En todos los partidos que ha disputado este curso ha cumplido, más incluso que el brasileño.

Y es que al segundo capitán madridista este curso le flojean las fuerzas a la hora de defender. Nadie duda de su calidad ni de su implicación y determinación en las labores ofensivas del conjunto blanco, pero en defensa, Reguilón le está ganando la partida.

Las estadísticas de uno y otro lo dejan claro. A lo largo del curso, Reguilón le supera en todas las facetas defensivas. En intercepciones por partido, entradas con éxito, despejes, duelos ganados, pérdidas de balón, veces que son regateados y regates completados, los números del canterano mejoran a los de Marcelo.

Reguilón intercepta de media 1’5 balones por partido, por los 0’8 del canarinho, mientras que realizan 1’4 despejes y 0’3, respectivamente. En lo que a entradas realizadas con éxito se refiere, Marcelo le supera en cantidad, pero no en porcentaje (57% frente al 62,5%), y en lo que respecta a las pérdidas de balón, Reguilón también presenta números mejores, 0’3 por las 0’8 de Marcelo.

En duelos ganados, el canterano también se impone, pues gana 3,9 por encuentro (60%), por los 3,7 (55%) del brasileño. También sufre más regates el brasileño, del que se marchan 0’8 veces por encuentro, por las 0’3 que lo hacen de Reguilón. De forma contraria, el canterano completa con éxito más regates que el brasileño, pese a que Marcelo es este aspecto es muy superior en cantidad: 0’6 y 83% de éxito, ante 1’7 y 74%.

Con los números sobre la mesa parece evidente que Sergio Reguilón ha llegado para quedarse. Su rendimiento gusta y, viendo el bajón de Marcelo, se ha convertido en un sustituto de plenas garantías. Tal y como venían ambos en los últimos encuentros, sorprende que fuese mandado a la grada. Seguro que la situación, a partir de ahora, se repetirá menos.

Lo último en Deportes