El francés es el favorito de la directiva

La plantilla del Real Madrid recibiría a Zidane con los brazos abiertos

Zidane
Zidane es manteado por los jugadores del Real Madrid en la celebración de la Decimotercera. (AFP)

El Real Madrid busca entrenador para la próxima temporada. La etapa de Santiago Solari apuntaba a ser corta y la eliminación de la Champions League frente al Ajax ha reducido sus opciones de continuar como entrenador merengue al mínimo. Dentro de los candidatos a reemplazar al argentino destaca el nombre de Zinedine Zidane, artífice de las tres Champions consecutivas y que tendría el respaldo mayoritario de la actual plantilla merengue.

Zidane ya ha sido contactado por la directiva del Madrid, que ve como un sueño cada vez más posible el que el galo se haga cargo de la primera plantilla sólo uno año después de dimitir. Zizou traería de nuevo la calma a un vestuario descolocado por las decisiones de un Solari que ha actuado con gran personalidad pero nulo éxito en un periplo que apunta a prolongarse hasta final de temporada por un único motivo: la directiva no tiene un sustituto inmediato para poder cesarle fulminantemente.

La práctica totalidad de la plantilla se despidió de Zidane en las redes sociales, en una pequeña muestra del respeto y cariño que le guardan después de sus casi tres años de aventura en el primer equipo. La directiva madridista sabe cómo trabaja Zizou y la idea que tiene a la hora de gestionar la plantilla, y en el vestuario también sueñan con la posibilidad de que la leyenda del club vuelva a hacerse cargo del equipo.

Indagando en algunos miembros de la plantilla que se verían favorecidos por una hipotética vuelta de Zidane, destacan pronto los nombres de Marcelo e Isco. Ambos han sido apartados del once por Solari –en caso de Isco también de algunas convocatorias– en una situación que contrasta con el peso específico otorgado por Zizou. Con un pie fuera todavía vigente campeón de Europa, ambos jugadores encontrarían en el regreso del galo un motivo por el que quedarse en Madrid al menos una temporada más.

Otros como Marco Asensio o Keylor Navas también vivieron tiempos mejores que esta temporada y, por tanto, también se verían beneficiados por el fichaje de Zizou. Karim Benzema, estrella ofensiva puesta en duda por su bajo rendimiento en los momentos importantes, también sonreiría en caso de regreso de Zidane, su gran valedor en los buenos momentos y también en los malos.

En el otro lado de la balanza encontraríamos a Gareth Bale, que sumaría a la condición de «irrecuperable» impuesta por la directiva la llegada de un entrenador que le arrebató la titularidad y con el que no terminó de congeniar. El galés sería el principal candidato a salir, junto con otros jugadores como Dani Ceballos o Marcos Llorente que no contaron para Zidane, aunque podrían optar por pelear y tratar hacerse un hueco en el nuevo ciclo del Madrid.

Lo último en Deportes

Últimas noticias